EU exige elecciones rápidamente en Haití, en grave crisis política

La portavoz del departamento de Estado, Jennifer Psaki, se pronunció en favor de que se celebren unos comicios que el país caribeño, escenario de nuevas manifestaciones, espera desde hace tres años.
Manifestantes haitianos marchan en reclamo de la dimisión del presidente Martelly en las calles de Puerto Príncipe
Manifestantes haitianos marchan en reclamo de la dimisión del presidente Martelly en las calles de Puerto Príncipe (AFP)

Puerto Príncipe

Estados Unidos exigió hoy nuevamente la organización rápida de elecciones en Haití, en momentos en que el país espera comicios desde hace tres años y que el gobierno atraviesa una grave crisis política.

"Las elecciones son fundamentales para el desarrollo democrático de Haití y para su reconstrucción y desarrollo", estimó la portavoz del departamento de Estado estadounidense, Jennifer Psaki, durante su conferencia de prensa cotidiana.

"La posición de Estados Unidos es que apoyamos fuertemente el diálogo y el compromiso que pueda conducir a Haití a una solución que permita elecciones lo antes posible", añadió la funcionaria estadunidense al leer un comunicado, coincidiendo con la visita a Puerto Príncipe de un representante del departamento de Estado, Thomas Shannon, y del coordinador estadunidense para Haití, Tom Adams.

Violentos choques estallaron hoy en el centro de Puerto Príncipe, cerca del Palacio Presidencial, durante manifestaciones para exigir la renuncia del primer ministro Laurent Lamothe y del presidente Michel Martelly.

Los manifestantes pidieron la ayuda de Estados Unidos para forzar la salida del poder de ambos dirigentes, en momentos en que Shannon y Adams realizan una visita de dos días a la capital haitiana para reunirse con líderes de la oposición, del sector privado y del gobierno sobre la actual crisis política.

La semana pasada la embajadora de Estados Unidos en Haití, Pamela White, se reunió ya con dirigentes de la oposición. "Martelly y Lamothe deben irse. Que los estadunidenses vengan por ellos ya que fueron ellos los que los pusieron en el poder", proclamaban los manifestantes, que intentaron forzar un cordón de contención de la policía haitiana.

Policías dispararon con armas automáticas y cascos azules de la ONU usaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que se acercaban al palacio nacional. Jóvenes de la oposición atacaron con piedras a un vehículo de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH).

La oposición, que convocó a dos nuevas jornadas de manifestaciones, acusa al presidente Martelly de querer instaurar una dictadura en Haití. El actual mandatario tiene previsto pronunciarse esta noche sobre un plan de salida de la crisis, presentado por una comisión de consulta, que exige la renuncia del primer ministro Laurent Lamothe.

Haití está a la espera de elecciones legislativas y municipales desde hace más de tres años. El gobierno no logró organizar comicios a finales de octubre tal y como estaba planeado y el mandato del parlamento haitiano termina el 12 de enero. Al expirar este mandato existe la posibilidad de que el país caiga en un vacío político que permitiría al presidente Martelly dirigir el país por decreto.