EU, dispuesto a dialogar con Irán sobre Irak

Mientras el Pentágono descarta la coordinación de acciones militares entre Washington y Teherán, Kerry admitió la posibilidad de los ataques con drones para detener el avance de los yihadistas, ...
Iraquíes huídos del avance yihadista esperan en un campo de refugiados cerca de Erbil, en el Kurdistán iraquí
Iraquíes huídos del avance yihadista esperan en un campo de refugiados cerca de Erbil, en el Kurdistán iraquí (EFE)

Washington, Ginebra

Estados Unidos está abierto a dialogar con Irán para atender la inflamable situación en Irak, presa de una fulminante avanzada yihadista, pero descartó absolutamente consultar a Teherán sobre una eventual acción militar. El portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, dijo a los periodistas que "no hay absolutamente ninguna intención, ningún plan de coordinar acciones militares entre Estados Unidos e Irán".

Estas declaraciones se producen después de que el secretario de Estado, John Kerry, afirmara al portal Yahoo News que estaba dispuesto a una cooperación con Irán, tradicionalmente hostil a Washington, para atender la situación en Irak. Kerry dijo que "no excluiría nada que pudiera ser constructivo" en referencia a una eventual cooperación con el gobierno de Teherán.

Sobre este punto, Kirby evitó pronunciarse, aunque reiteró que "no hay planes de consulta con Irán sobre las actividades militares en Irak", añadiendo que los únicos interlocutores de Washington son el gobierno y el ejército de Irak. EU e Irán son aliados del gobierno iraquí del primer ministro chiita Nuri al Maliki, aunque entre ellos no tengan relaciones diplomáticas directas desde hace 34 años.

Con el avance de los yihadistas sunitas del Estado Islámico en Irak y el Levante (EEIL), los dos países se encuentran inesperadamente mano a mano frente a un enemigo común. Kerry añadió en la entrevista que los ataques con drones eran una opción para detener el avance de los yihadistas en Irak y precisó que el presidente Barack Obama realiza "un examen minucioso de cada una de las opciones a disposición", incluyendo dichos ataques.

Admitió que los drones no son la "única respuesta, pero bien podrían ser una de las opciones importantes para detener el avance de personas que se desplazan abiertamente en convoys y camionetas aterrorizando a la población". Kerry también recordó que Estados Unidos, que se retiró militarmente de Irak en 2011, está "profundamente ligado a la integridad" territorial de ese país.

"Veamos lo que está dispuesto a hacer o no hacer Irán, antes de pronunciarnos", atenuó el jefe de la diplomacia estadunidense. Esta semana se reanudan en Viena las negociaciones con Irán sobre su controvertido programa nuclear. "Es posible que al margen de esas discusiones pueda haber negociaciones sobre la situación en Irak", dijo John Kirby durante su intervención.

Por su parte, la portavoz del departamento de Estado, Jennifer Psaki, pidió a Irán que ayude a resolver los problemas "de manera no sectaria" en Irak, reafirmando que su gobierno está abierto a "conversaciones" con Teherán sobre el tema. Obama ya había indicado el viernes que decidiría en los próximos días qué actitud adoptar ante el avance de los yihadistas del EIIL.

El mandatario adelantó que estudiaba "un abanico de opciones para sostener las fuerzas de seguridad iraquíes" sin mencionar los ataques aéreos, una posibilidad pedida por legisladores de la oposición en Estados Unidos. La feroz ofensiva yihadista de los extremistas del EIIL parece haber tomado por sorpresa a los líderes iraquíes y a Washington, alimentando temores de una nueva guerra civil sectaria entre sunitas y chiitas en el país.

Su avance relámpago por todo Irak, incluyendo la captura de Mosul la semana pasada, ha alarmado a los líderes de Teherán y Washington. Ambos gobiernos, por sus propias razones, se opusieron al crecimiento de estos yihadistas sunitas y tienen un interés común en ver al gobierno de Bagdad repeler a estas fuerzas inspiradas en Al Qaeda.

"Esto amenaza la estabilidad de la región. Es obviamente una amenaza existencial para el propio Irak. Se trata de un grupo terrorista", afirmó Kerry. Frente a la inestabilidad y la violencia en Irak, Estados Unidos, Australia y Naciones Unidas han comenzado a evacuar a un parte de su personal diplomático en Bagdad hacia otras representaciones diplomáticas en el país o incluso a Jordania. Washington anunció también el envío de refuerzos a su embajada situada en la muy protegida "zona verde" de Bagdad y de un portaaviones al Golfo.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los derechos humanos, Navi Pillay, condenó hoy la ejecución "a sangre fría" de civiles y centenares de soldados en Irak, por fuera de los combates, en un comunicado publicado en Ginebra. "Según informes corroborados por varias fuentes, parece que centenares de personas no combatientes han sido ejecutadas de manera sumaria en los últimos cinco días, sobre todo soldados capturados, o que se habían rendido", declaró la funcionaria.

"Aun cuando estas cifras no han podido todavía ser verificadas, esta serie de ejecuciones a sangre fría llevadas a cabo principalmente en varios lugares de la región de Tikrit, y al parecer de manera sistemática, constituyen probablemente crímenes de guerra", añadió. Fuerzas aliadas al EIIL (Estado Islámico de Irak y del Levante), un grupo armado yihadista que combate al régimen sirio, ejecutaron también al imán de la gran mezquita de Mosul el 12 de junio, por haberse negado a someterse a este grupo.

El sábado 14 de junio, doce imanes habrían sido también ejecutados frente a la mezquita Al Israa, en Mosul, por la misma razón, añade la ONU. "Esta nueva oleada de combates y de violencia extrema es muy peligrosa no solo para Irak sino para toda la región", dijo Pillay.