EU, "a un paso" de declarar "guerra al mundo": canciller venezolana

Delcy Rodríguez afirmó que la declaración de guerra de EU al EI manifiesta su voluntad de hacer la guerra a todo el mundo, y aseguró que Washington planea un bloqueo a Venezuela.
El rechazo a la inferencia de Estados Unidos en los asuntos internos venezolanos ha llegado a los grafitis de las calles de Caracas
El rechazo a la inferencia de Estados Unidos en los asuntos internos venezolanos ha llegado a los grafitis de las calles de Caracas (AFP)

Caracas

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, afirmó hoy que con la petición del secretario de Estado de EU, John Kerry, al Congreso para buscar cuanto antes una base legal para el uso de la fuerza contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), EU se encuentra a "un paso" de declarar la "guerra al mundo".

"El secretario de Estado (de EU) está solicitando autorización para declararle la guerra al mundo entero. Ya nosotros lo habíamos denunciado", sostuvo Rodríguez en una entrevista en el canal privado Venevisión. "Están en este momento a un paso", añadió.

Kerry junto con el ministro de Defensa, Ashton Carter, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Martin Dempsey, pidieron hoy al Senado aprobar pronto la solicitud del presidente Barack Obama para legitimar la campaña contra el EI, por la que ya se han lanzado más de dos mil ataques.

El borrador en el que Obama pide autorización establece un límite de tres años al uso de la fuerza militar contra el EI, aunque deja abierta la posibilidad de que este periodo se prorrogue.

La propuesta del jefe del Ejecutivo estadunidense no incluye una limitación geográfica para la actuación contra el grupo yihadista, lo que, para la canciller venezolana, "significa que EU puede intervenir militarmente, no importa en qué lugar del planeta, no importa qué frontera, no importa qué país".

"Los Estados Unidos están en este momento a un paso de declararle la guerra al mundo entero", recalcó Rodríguez. Obama aprobó el pasado lunes una orden ejecutiva en la que declaró una "emergencia nacional" por el "riesgo inusual y extraordinario" que la situación de Venezuela representa para la seguridad de EU.

Maduro consideró esa orden "el paso más agresivo, injusto y nefasto que jamás se haya dado contra Venezuela" y ayer solicitó al Parlamento que le otorgue poderes especiales para legislar en materia de paz y seguridad.

La jefa de la diplomacia venezolana calificó hoy la orden de Obama de "gravísima" y aseguró que la "única amenaza que representa (Venezuela) para los EU es su modelo de democracia participativa, de inclusión, de programas sociales para erradicar la pobreza". "Eso sí que es un modelo que amenaza porque es completamente contrario a lo contemplado en la Constitución de los EU", sostuvo Rodríguez.

Ante este último incremento de tensión entre los dos países la canciller recordó que Venezuela ha solicitado a diversos organismos como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que se establezcan "mecanismos para el diálogo que permitan una normalización" en las relaciones.

"Pero no una en términos de subyugarnos a los designios y a los deseos del presidente de los EU (...) en términos de igualdad y respeto", dijo. El aumento de la tensión entre Washington y Caracas es el último episodio de unas difíciles relaciones marcadas por diversas fases de altibajos desde que a finales de 2010 retiraran a sus respectivos embajadores.

Injerencia con bloqueo

La ministra venezolana de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, dijo hoy que las sanciones de Estados Unidos contra funcionarios venezolanos son "acciones injerencistas" que forman parte de un supuesto plan que incluye un bloqueo comercial y financiero.

"Está contemplado un bloqueo financiero y comercial, un bloqueo económico, y eso debe saberlo todo el país. No se crean el cuento de que se trata de unas sanciones para un grupo de venezolanos, no, todos los venezolanos nos vamos a ver afectados por esta ley y esto debe llamar a la unión y la reflexión nacional", señaló.

En una entrevista con el canal privado "Venevisión", la funcionaria dijo que la ley de sanciones contra funcionarios acusados de violar los derechos humanos y corrupción es de una gravedad "trascendental" para Venezuela.

Las sanciones contra siete funcionarios venezolanos fueron firmadas por el presidente Barack Obama, quien además declaró a Venezuela como una amenaza "inusual" para la seguridad y la política exterior de Estados Unidos.

El presidente Nicolás Maduro rechazó la medida y la calificó como la "amenaza más grave" contra Venezuela de parte de la mayor potencia del mundo.

Rodríguez dijo que lo que comenzó como una medida contra siete funcionarios, seis de ellos oficiales de la Fuerza Armada, es en realidad un plan que contempla 30 programas de sanciones, congelamiento de activos, apoderamiento de bienes, de recursos, y una intervención militar.

"Todos los países donde se ha aprobado una ley de esta naturaleza han estado acompañadas de intervenciones militares y esa es la alerta que nuestro presidente viene dando en la región y que hace de manera responsable al país", aseveró.

La canciller dijo que el sábado se realizará un ejercicio militar nacional, dentro de la responsabilidad del gobierno de activar mecanismos necesarios para proteger al país ante cualquier escenario.

"Nosotros vamos a defender a Venezuela en todos los escenarios. Llegó la hora de la patria. Llegó la hora de saber quiénes levantan la bandera de Venezuela y quiénes levantan la bandera de los Estados Unidos", expuso.

Asimismo, dijo que las acusaciones contra Venezuela no tienen fundamento.

"La única amenaza que representa Venezuela para Estados Unidos es su modelo de democracia participativa, su modelo de inclusión, de programas sociales para erradicar la pobreza y el hambre en nuestro pueblo. Eso sí es una amenaza porque es lo contrario a lo establecido en la Constitución de los Estados Unidos", alegó.

Insistió en que la sanción contra siete venezolanos es una acción contra el país, rechazando la explicación de Washington de que la medida no es contra el pueblo venezolano.

"No hay forma de decir que se está sancionando a unos funcionarios sin decir que se está sancionando al gobierno de Venezuela y eso implica una sanción al país entero", señaló.

Expuso que los empresarios que producen en Venezuela van a estar afectados por esta ley de sanciones.

"Todos nos vamos a ver afectados", recalcó.

Rodríguez aseguró que Venezuela quiere una normalización de relaciones con Estados Unidos.

"Pero no en términos de subyugarnos a los designios y los deseos del presidente de Estados Unidos, sino en términos de respeto e igualdad que rige entre estados soberanos", dijo.