EU, consciente de riesgos de acuerdo nuclear con Irán: Kerry

El funcionario buscó dar seguridad al Congreso, ya que le preocupa que el acuerdo le otorgue demasiado espacio a Irán para que lo llegara a usar como una táctica dilatoria.
John Kerry
John Kerry (AFP)

WASHINGTON

El Gobierno de Estados Unidos insistió en establecer fuertes garantías en un acuerdo nuclear clave con Irán y es consciente de los riesgos de que eventualmente la república islámica no cumpla con sus compromisos, dijo el domingo el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

El funcionario buscó dar seguridad a los escépticos en el Congreso de su país, a quienes les preocupa que el acuerdo de seis meses le otorgue demasiado espacio a Irán para que lo llegara a usar como una táctica dilatoria.

Kerry dijo a la cadena televisiva CNN que los funcionarios estadounidenses se sumaron al acuerdo con sus ojos "absolutamente bien abiertos".

"No nos hacemos ilusiones. No hacemos esto sobre la base de lo que alguien te dice. Lo hacemos sobre la base de acciones que pueden ser verificadas", sostuvo.

El acuerdo alcanzado por Irán con seis potencias mundiales que incluyen a Estados Unidos, le otorga a Irán un alivio inicial de sanciones a cambio de detener su proyecto nuclear más sensible, el enriquecimiento de alto grado de uranio.

El pacto no requiere que Irán deje por completo de enriquecer uranio, pero sí que ya no refine por arriba de una pureza del 5 por ciento. El uranio refinado también puede ser usado como el núcleo divisible de una bomba atómica si se enriquece aún más.

Kerry también buscó llevar tranquilidad a Israel, que cree que el acuerdo nuclear está equivocado.

"Israel está bajo amenaza por lo que ha estado pasando en Irán", sostuvo el secretario de Estado.

"Pero creo que a partir de este día -y por los próximos seis meses- Israel es de hecho más seguro de lo que era ayer (...) Vamos a tener conocimiento de su programa (de Irán), y eso no lo teníamos antes".

SANCIONES VIGENTES

El acuerdo con la nación islámica no permitirá que más crudo iraní fluya al mercado ni que los inversores de Occidente puedan invertir en el sector energético del país, pero sí congela los planes de Washington de mayores recortes a las exportaciones de crudo de Irán.

"Bajo este primer paso, la prohibición de crudo de la Unión Europea seguirá en efecto e Irán será afectada en aproximadamente 1 millón de barriles por día (bpd) en ventas, resultando en una pérdida continua de ventas de unos 4.000 millones de dólares adicionales por mes, cada mes, hacia adelante", de acuerdo con una hoja de datos publicada por la Casa Blanca en la página web del Departamento de Estado.

Irán cuenta con una de las reservas más grandes del mundo de petróleo y gas, pero Washington ha prohibido a las firmas de energía de Estados Unidos hacer negocios en el país por casi dos décadas.

A pesar del acuerdo clave, las restricciones comerciales estadounidenses, incluyendo aquellas que prohíben inversiones de largo plazo o el suministro de servicios técnicos al sector energético de Irán, siguen en pie.

Las sanciones que impiden la venta de productos de petróleo a Irán, que necesita importar esos combustibles porque carece de capacidad de refinación, también siguen vigentes.