EU bombardea de nuevo a yihadistas en el norte de Irak

Fuentes kurdas informan de nuevas masacres del Estado Islámico, mientras testigos afirman que once civiles han muerto en los ataques estadunidenses a este grupo.
Marinos estadunidenses trabajan en la cubierta del portaviones USS George H.W. Bush en el Golfo Pérsico
Marinos estadunidenses trabajan en la cubierta del portaviones USS George H.W. Bush en el Golfo Pérsico (AFP)

Washington

Las fuerzas militares estadunidenses bombardearon hoy de nuevo posiciones de los yihadistas del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el norte de Irak, tras recibir informaciones por parte de las fuerzas kurdas de que éstos estaban atacando a la población civil en la aldea de Kawju.

Según informó el Comando Central (CENTCOM) en un comunicado, después de ser notificados sobre los ataques a los civiles en ese municipio, ubicado al sur de la localidad de Sinjar, la aviación estadunidense identificó y siguió a un vehículo armado del EI. Aproximadamente a las 14:10 hora GMT, la aviación estadunidense bombardeó y destruyó dos vehículos en la zona.

El presunto ataque a los civiles se produce apenas un día después de que Estados Unidos anunciase que los bombardeos de sus fuerzas aéreas habían acabado con el cerco que los terroristas estaban ejerciendo sobre las minorías en el Kurdistán.
Testigos de los bombardeos aseguraron hoy que al menos once civiles han muerto en los ataques aéreos lanzados por aviones de combate estadunidenses en el norte de Irak.

Los misiles disparados contra combatientes de la milicia terrorista Estado Islámico (EI) en la ciudad de Sinyar impactaron en varias casas matando a al menos 11 habitantes, según los testigos.

Después de evaluar las conclusiones de un equipo de civiles y militares estadunidenses sobre las condiciones en el monte Sinyar, donde decenas de miles de civiles permanecían atrapados por los avances de EI en el norte de Irak, el presidente estadunidense, Barack Obama, afirmó hoy que no planea organizar una misión de rescate de los desplazados en la montaña.

No obstante, funcionarios kurdos en Irak han cuestionado la evaluación estadunidense por considerar que la cifra de desplazados que permanecen en la montaña es aún superior a los cinco mil y recordar que el monte Sinyar tiene 64 kilómetros de ancho, por lo que es difícil encontrar a todos los refugiados.

Estados Unidos comenzó hace una semana a ejecutar bombardeos selectivos en la zona tras el avance de EI en el norte del país y la toma de varias ciudades por parte de los yihadistas. Asimismo, también emprendieron operaciones de lanzamiento de víveres para abastecer a las minorías asediadas en las montañas, una medida a la que también se unieron los gobiernos de Francia y Reino Unido.

Aún así, el Gobierno estadunidense ha advertido de que le compete a los iraquíes hacerse cargo de la situación a través de la creación de un nuevo gobierno de unidad, cuyo primer paso se materializó esta semana con el nombramiento del ya primer ministro Haidar Al Abadi, en sustitución de Nuri Al Maliki.

Al menos once personas murieron y otras 40 resultaron heridas en bombardeos en el norte de Irak, mientras que el yihadista Estado Islámico (EI) ejecutó a ocho personas, una de ellas delante de una mezquita chiíta en la provincia de Diyala, en el este del país. Una fuente de la seguridad informó a Efe de varios ataques aéreos del Ejército iraquí sobre diferentes barrios de la zona de Hauiya, en el suroeste de la ciudad de Kirkuk, 250 kilómetros al norte de Bagdad, que está en manos del EI.

Los bombardeos provocaron la muerte de once personas y dejaron daños materiales en varias casas. En la provincia de Diyala, en el este de Irak, los yihadistas volaron una mezquita chiíta en la zona de Yalaula, a 70 kilómetros de la capital provincial, Baquba. Los radicales, después de la explosión, capturaron al imán de la mezquita, lo ejecutaron y colgaron su cuerpo en una torre de alta tensión cercana al lugar.

Hasta el momento, se desconoce la cifra de víctimas causadas por el ataque. Por otro lado, la misma fuente señaló que combatientes del EI entraron hoy al pueblo de Sayed Ahmed, en el norte de Yalaula, donde la mayoría de residentes son chiítas y ejecutaron a siete personas, entre ellas cinco miembros de una misma familia, y robaron los bienes de varios residentes antes de quemar sus casas.

Asimismo, la agencia de noticias kurda Basnews informó que los combatientes del Estado Islámico (EI) al parecer perpetraron una masacre en un pueblo yazidí en el norte de Irak, en la que murieron al menos 80 personas. La masacre se habría registrado en la localidad de Tel Kudsho, en la región de Sinyar. Otras fuentes yazidíes hablaron de al menos cien muertos.

La web de noticias kurda Rudaw informó vía Twitter que las víctimas fueron fusiladas porque no querían pasarse al islam. Las mujeres y niños fueron trasladados a otro lugar. El consejo central de los yazidíes en Alemania habló incluso de cientos de muertos.

El EI tomó Mosul, la segunda ciudad del país, el pasado 10 de junio, y desde entonces continúa con sus enfrentamientos para aumentar "el califato" que declaró en los territorios bajo su control en el norte de Siria e Irak.