EU pide a bandos enfrentados poner fin a violencia en Libia

Enfrentamientos entre grupos armados han dejado hasta el momento 43 muertos y cientos de heridos en Trípoli.

WASHINGTON

Estados Unidos llamó a la calma en Libia, donde enfrentamientos entre grupos armados han dejado al menos 43 muertos y cientos de heridos en Trípoli.

"Estamos profundamente preocupados por las muertes y las heridas sufridas por muchos libios en recientes choques en Trípoli", dijo el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en un comunicado.

"Condenamos el uso de la violencia en todas sus formas y urgimos a todas las partes a la contención y a restaurar la calma", señaló.

La capital libia se ha visto sacudida desde el viernes por enfrentamientos entre bandos armados iniciados luego de que uno de ellos disparó a manifestantes pacíficos que reclamaban su partida de Trípoli. Al menos 43 personas resultaron muertas y más de 450 heridas, según informó el ministro libio de Salud, Nureddin Doghmane.

Las milicias surgieron durante la rebelión contra el régimen de Muamar Gadafi, en 2011. Las autoridades tienen grandes dificultades para controlarlas, ante la ausencia de una policía y un ejército profesionales.

"Los libios llevaron a cabo su revolución para establecer un sistema democrático en el que las distintas voces pudieran hacerse oír de manera pacífica", dijo el jefe de la diplomacia estadounidense, para quien "no hay lugar para este tipo de violencia en Libia".

"Las autoridades y el pueblo libios deben hacer frente a importantes desafíos en su transición democrática, pero demasiada sangre ha sido derramada y demasiadas vidas sacrificadas como para volver atrás", agregó Kerry, reiterando el respaldo de su gobierno a las autoridades de Trípoli.

El primer ministro libio, Ali Zeidan, llamó el sábado al cese de los combates, y estimó que los próximos días serán "decisivos en la historia de Libia y en el éxito de la revolución".