EU "no aporta ni un dólar" a la lucha antidrogas en Bolivia: Evo

El presidente boliviano, favorito para ser reelegido, respondió al informe de Washington sobre narcotráfico afirmando que "el que no está cumpliendo es" el gobierno estadunidense.
Evo Morales, presidente de Bolivia, aspira a imponerse en las elecciones del próximo domingo
Evo Morales, presidente de Bolivia, durante un reciente discurso en La Paz (EFE)

La Paz

El presidente boliviano, Evo Morales, dijo que Estados Unidos "no aporta ni un dólar" a la lucha antinarcóticos en su país, un día después de que Washington diera a conocer un "informe unilateral" sobre el tráfico y la producción de drogas en el mundo. Bolivia fue mencionado en el informe anual entregado por el presidente estadunidense, Barack Obama, al Congreso acerca de los países productores o de tránsito de drogas que han "fallado de manera demostrable" en el combate al narcotráfico.

"El que no está cumpliendo es el gobierno de Estados Unidos: hay convenios internacionales de corresponsabilidad, responsabilidad compartida en la lucha contra el narcotráfico (...) y ahora no aporta ni un dólar Estados Unidos", dijo Morales en un acto público en el sur del país. La cooperación estadunidense llegó este año a cero tras las expulsiones de USAID, su brazo operativo y financiero, en 2013, y de la agencia antidrogas (DEA) en 2008.

A pesar de la situación, Morales enfatizó que "no nos estamos quejando, con nuestros recursos estamos enfrentando mejor ese flagelo de la humanidad, dignamente, además de eso". "Sin bases militares, sin la DEA de EU, estamos mejor en la lucha contra el narcotráfico, gracias a la participación de los movimientos sociales", dijo Morales, que todavía es el presidente honorario de los sindicatos de productores de coca.

La Cancillería boliviana expidió al mismo tiempo un comunicado en el que lamenta, "una vez más, que el gobierno de los Estados Unidos de América haya presentado un informe unilateral sobre los supuestos principales países productores y de tránsito de drogas desoyendo a la comunidad internacional". Según datos del gobierno, Bolivia logró reducir sus cocales en 2013, de 25,300 a 23 mil hectáreas, pero la mitad de esa producción alimenta al narcotráfico.

Un estudio de la Unión Europea sobre el uso de la coca en Bolivia difundido en noviembre pasado concluyó que el país necesitaría no más de 14,705 hectáreas para abastecer el consumo legal de la hoja de la planta, aunque los cultivos alcanzan a 23 mil hectáreas, excedente que se presume utiliza el narcotráfico. Bolivia es el tercer productor mundial de coca y cocaína, detrás de Perú y Colombia, según los últimos informes de la agencia antidrogas de la ONU.

De otra parte, un nuevo sondeo señaló hoy que Evo Morales, que busca un tercer mandato en las elecciones de octubre próximo, se mantiene al frente de las encuestas con una ventaja de 40% sobre su principal rival. Morales recogió un 54% de la intención de voto frente al 14% del empresario de centroderecha Samuel Doria Medina en la última encuesta de la firma Equipos Mori, por encargo del diario El Deber de Santa Cruz.

El registro demoscópico mantiene la tendencia a menos de un mes de las elecciones generales en las que el mandatario intenta, además de un tercer mandato hasta 2020, mantener el control del Congreso bicameral, que también será renovado íntegramente. Con relación al sondeo precedente, de fines de agosto, Morales bajó dos puntos, al igual de Doria Medina, que perdió tres puntos.

El sondeo muestra también el crecimiento electoral del ex presidente conservador Jorge Quiroga, que de 6% sube a 7%, mientras el socialdemócrata Juan del Granado, ex aliado de Morales, se mantiene en 3%. El postulante del Partido Verde, Fernando Vargas, logró un ascenso del 0.4% al 1%. La encuesta fue realizada entre el 1 y el 13 de septiembre a 2,410 personas mayores de 18 años, con un margen de error de 2.2%.

Otros sondeos, que le dan entre 41% y 59% de intención de voto, publicados previamente por medios independientes, otorgan también nítidos triunfos a Morales, con suficiente ventaja como para evitar la segunda vuelta. Según la tendencia, Morales sigue dominando la importante plaza de Santa Cruz, motor del desarrollo boliviano, desde donde en 2008 surgió un levantamiento contra su gobierno.

Morales, de 54 años, llegó al poder en 2006 con un triunfo de 54% y revalidó el cargo en las elecciones siguientes con 64% de los votos para el periodo 2010-2015. El mandatario, cuya meta es alcanzar este año el 74% de apoyo electoral, enfatiza en sus discursos los logros económicos de su gobierno, como la nacionalización de los hidrocarburos en 2006, que le han permitido hacer una mejor distribución del ingreso.

Los comicios están fijados para el 12 de octubre y convocan a más de seis millones de electores, de una población total de diez millones.