EU aplaude que UE incluya derechos humanos en charlas con Cuba

Washington anima a la Unión Europea y todo país con lazos diplomáticos con el gobierno cubano a expresar su apoyo a los derechos humanos en la isla y contactar "abiertamente" con la disidencia ...

Washington

Estados Unidos aplaudió que los países de la Unión Europea (UE) incluyeran las discusiones sobre los derechos humanos en el relanzado proceso de normalización de relaciones con Cuba, informó hoy un portavoz del Departamento de Estado. "Entendemos que el asunto de los derechos humanos y libertades fundamentales en Cuba serían parte de la negociación de un nuevo acuerdo Cuba-UE. Eso es muy importante", señaló el vocero, en un comunicado.

El funcionario, que prefirió el anonimato, dijo que Washington anima a la Unión Europea y todo país con lazos diplomáticos con el gobierno cubano a expresar su apoyo a los derechos humanos en la isla y contactar "abiertamente" con la disidencia a través de sus embajadas en La Habana. El lunes los ministros de Relaciones Exteriores de los 28 países de la UE dieron luz verde en Bruselas las negociaciones que deben conducir a un "acuerdo de diálogo político y de cooperación" con la isla dirigida por el presidente Raúl Castro.

"Queremos respaldar las reformas y el proceso de modernización en Cuba mientras seguimos expresando nuestra preocupación en lo relativo a los derechos humanos", dijo la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton. El proceso, que podría durar uno o dos años, abarca temas de comercio y turismo, en un contexto de apertura de Cuba a las inversiones extranjeras, especialmente de América Latina.

Washington ha flexibilizado algunas de sus políticas hacia Cuba, pero sigue acusando a Castro de acosos y arrestos arbitrarios de disidentes políticos, y denuncia una carencia de libertad política y de expresión en la isla. "El gobierno cubano sigue limitando las libertades fundamentales, incluyendo la libertad de expresión y concentración pacífica, y ha incrementado las detenciones por cortos periodos para sofocar la disidencia pacífica", indicó el vocero del Departamento de Estado.

El mayor obstáculo en las relaciones es el encarcelamiento del subcontratista estadunidense Alan Gross, de 64 años, que cumple una condena de prisión de 15 años en Cuba, acusado de delitos contra la seguridad del Estado. Pero esas políticas, ancladas según expertos en la Guerra Fría, y fuera de sintonía con la gran parte de los gobiernos de América Latina, parecen perder popularidad dentro de Estados Unidos. Según un sondeo divulgado hoy, el 56% de los estadunidenses apoya un cambio en la política de Estados Unidos hacia Cuba y la normalización de relaciones.

Esa opinión es aún más fuerte en el estado de Florida (sureste), donde existe la mayor comunidad de cubanoestadunidenes.