EU, Reino Unido, Francia y China ayudarán a Nigeria contra secta

Londres enviará un equipo de consejeros gubernamentales y oficiales de fuerzas especiales participarán en las operaciones de auxilio, mientras Washington anunciaba el envío de una decena de ...
El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan (d) y el primer ministro chino, Li Keqiang, aplauden durante su encuentro hoy en Abuja
El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan (d) y el primer ministro chino, Li Keqiang, aplauden durante su encuentro hoy en Abuja (AFP)

Londres, Washington, Lagos

La indignación mundial ante el secuestro de más de 200 jóvenes en Nigeria por el grupo islamista armado Boko Haram empieza a dar resultados. Varios países, como Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá o China, cuyo primer ministro se encuentra de viaje precisamente en Lagos o Francia han ofrecido su experiencia militar y antiterrorista para recuperar a las escolares con vida.

Así, Londres enviará de manera urgente un equipo de consejeros gubernamentales a Nigeria, anunció hoy un portavoz del primer ministro. Éste indicó que el equipo interministerial partirá "lo más pronto posible", sin precisar su composición. En particular, no confirmó si estará integrado por militares. El equipo británico trabajará en el lugar junto a militares y elementos de mantenimiento del orden enviados por el presidente estadunidense Barack Obama.

Los consejeros británicos actuarán principalmente en el dominio de la coordinación de operaciones y aconsejando a las autoridades locales, y no se implicará en las acciones sobre el terreno para rescatar a las jóvenes. Oficiales de enlace del SAS (Special Air Service), unidad de fuerzas especiales del ejército británico, con base en Abuya, también participarán en las operaciones de auxilio, informa hoy el diario británico The Times.

Durante una entrevista telefónica hoy con David Cameron, "el presidente nigeriano Goodluck Jonathan aceptó la ayuda propuesta por el primer ministro", añadió el portavoz del 10 Downing Street. Un poco más temprano, Cameron había declarado ante la Cámara de los comunes que este secuestro representaba al "mal absoluto".

Antes que el Reino Unido, Francia y Estados Unidos anunciaron el envío de expertos para asistir a las autoridades nigerianas. Cameron insistió sobre la necesidad para la comunidad internacional -más allá de la crisis provocada por el secuestro de las adolescentes- de obrar de manera conjunta para "contrarrestar la amenaza del Islam radical ya la violencia", sobre el más largo plazo posible.

Obama dijo que Estados Unidos hará "todo lo posible" por ayudar a Nigeria en su búsqueda Obama anunció que enviaba fuerzas de seguridad estadunidenses (militares, policías y otros servicios) para ayudar a encontrar a las menores. El gobierno estadunidense anunció hoy el envío de una decena de militares para asistir a las autoridades nigerianas en el rescate de las niñas. Los militares, miembros del Comando de África, formarán parte del equipo antiterrorista estadunidense que ayudará desde la capital de Nigeria, Abuya, a las operaciones de liberación de las menores secuestradas.

"El Departamento de Defensa apoya firmemente al pueblo de Nigeria en sus esfuerzos para poner fin a la violencia terrorista de Boko Haram, al tiempo que aseguramos la protección y respeto a los derechos humanos", indicó en rueda de prensa el portavoz adjunto del Pentágono, Steve Warren.

La "célula de coordinación" establecida por Estados Unidos contará también con agentes del orden estadunidenses y expertos en inteligencia y negociaciones con rehenes, que intercambiarán información con el gobierno nigeriano, según detalló hoy la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki. No obstante, el pequeño destacamento militar, que llegará en cuestión de días, según el Pentágono, no se verá envuelto en misiones militares en Nigeria o en países vecinos, donde podrían haber sido escondidas las rehenes.

Además, Estados Unidos no tiene intención de iniciar intervenciones armadas contra Boko Haram. El gobierno nigeriano ha aceptado hasta el momento la ayuda ofrecida por Estados Unidos y el Reino Unido para poner fin al secuestro de las menores.

Por su parte, el ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, anunció que, por orden del presidente François Hollande, "un equipo especializado" militar "está a disposición de Nigeria para ayudar en la búsqueda y la recuperación de esas muchachas".

China prometió también ayudar a Nigeria "en la lucha contra el terrorismo, y sobre todo (...) en los esfuerzos por encontrar a las muchachas", declaró hoy el presidente nigeriano Goodluck Jonathan tras una entrevista con el primer ministro chino Li en Abuya. Li evocó por su parte "la lucha contra el terrorismo" como uno de los puntos de cooperación entre ambos países, sin dar más detalles.

El primer ministro chino, que realiza una gira en cuatro países de África, asistirá asimismo al "Foro económico para África", que inició hoy en la capital federal nigeriana. La policía ofreció hoy una recompensa de 50 millones de nairas (unos 300 mil USD o 222 mil euros) por cualquier información que lleve a la liberación de las muchachas.

El portavoz de la Policía, Frank Mba, llamó a "todos los ciudadanos patriotas que tengan información útil" sobre el lugar donde se encuentran las escolares a contactar con alguno de los números difundidos hoy, a través de un comunicado. La Policía pretende implicar así al público general "en la solución al actual problema de seguridad" en el país, subrayó Mba.

El portavoz policial garantizó a los ciudadanos que cualquier información que se proporcione será tratada "de forma anónima y con la máxima confidencialidad". Por su parte, Canadá ofreció hoy a Nigeria aviones no tripulados y otros equipos militares para ayudar a las autoridades del país africano a localizar y rescatar a las jóvenes secuestradas, informó una fuente oficial.

El ministro de Asuntos Exteriores, John Baird, dijo en el Parlamento que el gobierno canadiense ha "ofrecido apoyo" al nigeriano. "Si Canadá tiene equipos de vigilancia que no está en la región y que puede ayudar a localizar estas jóvenes, estaremos dispuestos a proporcionarlo", enfatizó el canciller. Baird añadió que la oferta de los aviones no tripulados está condicionada a que sean militares canadienses los que operen los equipos.

"Lo que es nuestra preocupación es que no entregaremos los equipos militares a menos que podamos enviar los canadienses que puedan operarlo de forma apropiada", señaló el jefe de la diplomacia canadiense. Baird también declaró que una de las prioridades de política exterior de Canadá son los "derechos de mujeres, derechos de niñas, la campaña contra matrimonios de menores, violencia de género y terrorismo".

El ministro de Desarrollo Internacional de Canadá, Christian Paradis, se reunió el martes con el vicepresidente de Nigeria, Namadi Sambo, en el país africano. Durante la reunión, Sambo solicitó ayuda a Canadá para rescatar a las jóvenes.

El martes, en un comunicado publicado en El Cairo, la prestigiosa universidad islámica de Al Azhar instó a "su liberación inmediata" e indicó que hacer daño a estas adolescentes es "completamente contrario a las enseñanzas del islam y a sus principios de tolerancia". El secuestro de las muchachas eclipsó el "Foro económico de África", una convención bajo el patrocinio del Foro de Davos, que se inició el miércoles en Abuya bajo un impresionante dispositivo de seguridad.

Las familias de las 276 niñas secuestradas critican severamente al presidente Jonathan y a su administración por su incapacidad a encontrar a sus hijas. Varias decenas de niñas lograron huir pero más de 220 siguen en manos de los insurgentes, según la policía. El jefe de Boko Haram, Abubakar Shekau, amenazó en un video con "vender" a las chicas como "esclavas" o "casarlas a la fuerza", un mensaje que aterró a los familiares de las menores.

El presidente estadunidense Barack Obama estimó que este secuestro "podría ser el rapto que ayudará a movilizar a toda la comunidad internacional para hacer finalmente algo contra una organización tan abyecta". Boko Haram, que quiere decir "La educación occidental es un pecado" en hausa, el idioma más hablado en el norte de Nigeria, ha perpetrado numerosos ataques mortíferos contra escuelas, colegios y universidades.

Sin embargo, el rapto hace tres semanas de más de 200 adolescentes es un hecho inédito. El departamento de Estado estadunidense dijo que tiene informaciones de que las adolescentes fueron llevadas a países vecinos, siguiendo declaraciones - no confirmadas - de responsables locales en Chibok, según las cuales las chicas fueron vendidas para ser casadas con combatientes islamistas de Camerún y Chad.

Las autoridades de Chad y de Camerún desmintieron sin embargo que las muchachas se encuentren en su territorio. Según testigos, la seguridad ha sido reforzada en el norte de Camerún, en la frontera con Nigeria. Para impedir nuevos secuestros de estudiantes, el enviado especial de la ONU encargado de educación, Gordon Brown, reveló un proyecto destinado a mejorar la seguridad en las escuelas nigerianas.

Mientras, la violencia de Boko Haram sigue horrorizando a Nigeria y al mundo. Hoy se supo que centenares de personas murieron en un nuevo ataque del grupo islamista Boko Haram contra una aldea del noreste del país africano. El ataque tuvo lugar en Gamboru Ngala, donde el balance de víctimas rondaría los 300 muertos, según el senador de la región, Ahmed Zanna.

Gamboru Ngala se encuentra en el Estado de Borno, feudo histórico de Boko Haram. Según los testimonios de los habitantes, los asaltantes llegaron a mediodía a bordo de vehículos blindados pintados con los colores de la policía y del ejército a esta localidad del noreste del país, donde quemaron el mercado, la oficina de aduanas, la comisaría y casi todas las tiendas. "Hubo quizá más de 200 muertos", declaró a la AFP una fuente médica bajo condición de anonimato. Testigos dijeron haber contado más de cien cuerpos.

Según el senador Zanna, Gamboru Ngala se quedó desprotegida porque los soldados estacionados en la localidad fueron desplegados más al norte para intentar encontrar a las estudiantes secuestradas a mediados de abril por este mismo grupo extremista. Además, el pasado domingo, supuestos miembros de la secta secuestraron a otras ocho niñas, de entre 12 y 15 años, del pueblo de Warabe, igualmente en Borno.

Boko Haram, que significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer la "sharía" o ley islámica en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur. Desde que la Policía acabó en 2009 con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de tres mil muertos.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales. En lo que va del año, el grupo extremista ha asesinado a más de 1,500 personas en Nigeria. La violencia se concentra en el noreste, donde desde hace un año el ejército desarrolla una gran operación contra los insurgentes.

"Boko Haram ataca las aldeas, matando a veces hasta 300 habitantes, hombres o mujeres" para vengarse de la colaboración de los civiles con el ejército, comentó el investigador francés Marc-Antoine Pérouse de Montclos.