EU enviará a Siria a 250 instructores militares adicionales

El envío se inscribe dentro de una serie de medidas "destinadas a incrementar el apoyo" estadunidense a sus socios en la región, mientras Obama animó a las partes a regresar a las negociaciones.
Un grupo de ciudadanos turcos expresa su indignación al estallar en una mezquita de Kilis un misil lanzado desde una zona siria en poder del EI
Un grupo de ciudadanos turcos expresa su indignación al estallar en una mezquita de Kilis un misil lanzado desde una zona siria en poder del EI (AFP)

Hannover

Washington enviará hasta 250 instructores militares suplementarios a Siria, como parte de una "serie de medidas destinadas a incrementar el apoyo" norteamericano a sus socios en la región, indicó un alto funcionario estadunidense la noche del domingo.

"El presidente de Estados Unidos anunciará mañana que ha autorizado el despliegue de hasta 250 soldados más en Siria", indicó a la AFP este alto funcionario, que pidió guardar el anonimato. Según dijo, Barack Obama confirmará este despliegue en un discurso en el salón industrial de Hanóver (norte de Alemania), donde se encuentra de visita.

En Siria, las tropas estadunidenses tienen mandato para asesorar y asistir a fuerzas rebeldes que luchan contra el grupo yihadista Estado Islámico. El lunes en Hanóver, Obama, la canciller alemana Angela Merkel y los líderes del Reino Unido, Francia e Italia celebrarán una reunión que presumiblemente estará centrada en la estrategia contra los yihadistas.

"El presidente ha autorizado una serie de medidas para incrementar el apoyo a nuestros socios en la región, como las fuerzas de seguridad iraquíes y fuerzas locales sirias que están luchando contra el Estado Islámico", dijo el alto funcionario.

Obama animó este domingo, en una declaración durante su viaje a Alemania, a las partes del conflicto sirio a volver a la mesa de negociaciones y a "reinstaurar" una tregua promovida por su país y por Rusia, violada en numerosas ocasiones en los últimos días.

Obama también se refirió al nuevo ensayo militar de Corea del Norte. "Hablé con el presidente ruso Vladimir Putin al principio de la semana pasada para asegurarme de que podíamos intentar garantizar el cese de las hostilidades", dijo en una conferencia de prensa en Alemania, en un momento en que la tregua se ve amenazada por varios bombardeos, tanto del régimen como de los rebeldes, que han dejado hoy 26 muertos.

Obama también se refirió al establecimiento de una zona de seguridad, afirmando que no hay una "objeción ideológica" de su parte, pero que si hay obstáculos prácticos porque "es difícil plantearse cómo podría funcionar concretamente".

Durante la rueda de prensa, el presidente estadunidense también urgió a China a que aumente la presión hacia Corea del Norte, después de que Pyongyang realizara un ensayo de un misil submarino.

"Corea del Norte sigue una política de continua provocación", dijo Obama. "Nosotros hemos cultivado la cooperación con los chinos para acentuar la presión sobre Corea del Norte, pero ésta no es la que nos gustaría".