EU pide a Rusia retirar las tropas del este de Ucrania

El secretario de Estado Kerry conversó por teléfono con su par ruso Lavrov poco después de que acusara a Moscú de estar preparando su "mayor presencia" militar en la frontera ucraniana de los ...
Un soldado ucraniano toma posiciones este jueves en Peski, cerca de Donetsk, en el este de Ucrania
Un soldado ucraniano toma posiciones este jueves en Peski, cerca de Donetsk, en el este de Ucrania (EFE)

Washington, Viena

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, instó a su par de Rusia, Sergéi Lavrov, a retirar las tropas rusas del este de Ucrania, en un momento de creciente preocupación estadunidense sobre la presencia militar de Moscú en la región, informó hoy una fuente diplomática.

Kerry conversó por teléfono con Lavrov este miércoles, poco después de que el Departamento de Estado acusara a Rusia, en un comunicado, de estar preparando su "mayor presencia" militar en la frontera con Ucrania de los últimos seis meses, desde octubre pasado.

"El secretario de Estado insistió en que Rusia debe cumplir todas sus obligaciones bajo los acuerdos de Minsk, incluida la retirada de las fuerzas rusas del este de Ucrania", dijo hoy a los periodistas un alto funcionario del Departamento de Estado, que pidió el anonimato.

Las fuerzas rusas "siguen proporcionando armamento pesado y entrenamiento a los separatistas" prorrusos en el este de Ucrania, "además de operar unidades de mando y de manejo de misiles tierra-aire", agregó la fuente.

Kerry urgió a Rusia a "presionar a los separatistas para que se adhieran al alto el fuego, permitir el acceso completo de los observadores de la OSCE y admitir a los especialistas de la OSCE para que lleven a cabo una encuesta preelectoral, como indican los acuerdos de Minsk" alcanzados en febrero, indicó el funcionario.

"Ambos (Kerry y Lavrov) acordaron que los grupos de trabajo bajo el Grupo de Contacto Trilateral deberían comenzar inmediatamente", añadió. El grupo de contacto sobre la crisis ucraniana es un ente que incluye a Rusia, Ucrania, los separatistas y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Por su parte, Kerry aseguró a Lavrov que "el entrenamiento estadunidense de unidades de la Guardia Nacional ucraniana es completamente transparente, defensivo y (se produce) por invitación del Gobierno" de Kiev.

Durante los últimos días la tensión en la línea de separación en el este de Ucrania ha ido en aumento, con acusaciones de violación de la tregua por ambas partes, especialmente en la zona del aeropuerto de Donetsk y en la estratégica localidad de Shirókino, en el mar de Azov.

En su conversación telefónica, Kerry y Lavrov también hablaron sobre otros "asuntos internacionales", incluidos las negociaciones nucleares con Irán, la situación de seguridad en Yemen y Siria, y la reunión del Consejo del Ártico que se celebrará este viernes en Canadá.

Tregua "frágil": OSCE

Mientras, la OSCE describió hoy el alto el fuego en el este de Ucrania como "frágil" y constató violaciones diarias de la tregua entre las tropas ucranianas y los secesionistas prorrusos desde que entró en vigor el pasado 15 de febrero.

"Tal como hemos visto en el aeropuerto de Donetsk, el alto el fuego sigue siendo frágil", explicó en una rueda de prensa en Viena el diplomático turco Ertugrul Apakan, jefe de la misión de observación en Ucrania de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Pese al alto el fuego que rige en el este de Ucrania desde hace más de dos meses, se siguen produciendo escaramuzas en la denominada "línea de separación" entre ambos bandos, indicó Apakan en un informe que presentó hoy al Consejo Permanente de la OSCE. Desde el 15 de febrero los observadores han constatado un "lento y gradual descenso en el número de violaciones del alto el fuego", indica el documento.

"Pese a esta evolución positiva, el intercambio diario de fuego de armas cortas, lanzagranadas, ametralladoras pesadas y morteros de 82 milímetros se continúa constatando en áreas alrededor de la región de Donetsk", señala el informe. Apakan precisó que las violaciones de la tregua han experimentado un "fuerte aumento" desde los pasados 11 y 12 de abril.

Desde esa fecha la tensión ha ido en aumento, con acusaciones de violación de la tregua por ambas partes, especialmente en la zona del aeropuerto de Donetsk y en la estratégica localidad de Shirókino, en el mar de Azov.

Según el acuerdo de alto el fuego de Minsk, la OSCE es la encargada de supervisar ese cese de las hostilidades en Ucrania y de verificar la retirada de armas pesadas. Para ello, Apakan demanda que sus observadores puedan tener acceso a todas las zonas del conflicto. "Para poder cumplir con las tareas de observación necesitamos acceso sin restricciones a las zonas de conflicto", recalcó en la rueda de prensa.

La OSCE cuenta en la actualidad en Ucrania con 484 observadores internacionales, que reciben apoyo logístico de otros 216 contratados locales, lo que sitúa el conjunto de la misión en unos 700 miembros.