EU, Rusia y Europa quieren unidad de Ucrania

Varias personas en Kiev dejan flores y ofrendas en un monumento improvisado a los fallecidos durante las protestas.
Varias personas en Kiev dejan flores y ofrendas en un monumento improvisado a los fallecidos durante las protestas.
Varias personas en Kiev dejan flores y ofrendas en un monumento improvisado a los fallecidos durante las protestas. (Reuters)

WASHINGTON

Estados Unidos, Rusia y Europa coinciden en que quieren mantener la unidad de Ucrania tras la crisis que ha sufrido en los últimos meses, dijo este domingo Susan Rice, asesora de seguridad nacional del presidente estadounidense, Barack Obama.

El país exsoviético se enfrente a una nueva era después de que el Parlamento nombrara presidente interino a un líder pro occidental, Olexandre Turchinov, tras de la destitución del presidente, Victor Yanukovych, en paradero desconocido, después de unas semanas sangrientas que acabaron con tres meses de protestas pacíficas.

"No hay contradicciones entre una Ucrania que mantiene desde hace larga data lazos históricos y culturales con Rusia y una Ucrania moderna que quiere una mayor integración a Europa. Una cosa no impide la otra", estimó Rice en una entrevista con la cadena NBC.

Interrogada acerca de si Rusia podría enviar fuerzas militares para restaurar un gobierno afín, Rice dijo que ello "sería un grave error".

Rice señaló que el presidente, Barack Obama, dijo a su par ruso Vladimir Putin, en una reciente comunicación telefónica, que era del interés de todas las partes mantener a Ucrania unida.

"El mensaje del presidente fue: 'mira, tenemos un interés compartido en que Ucrania permanezca unificada, entera, independiente y es posible que la voluntad de su pueblo se ejerza libremente", señaló. "El presidente Putin estuvo de acuerdo".

"Esto no es entre Estados Unidos y Rusia", subrayó la consejera durante la entrevista, "esto es sobre si el pueblo de Ucrania tiene la posibilidad o no de satisfacer sus aspiraciones, funcionar democráticamente y ser parte de Europa", aseguró.

Rice dijo además que Washington quiere cooperar con sus socios europeos, Rusia y el FMI a ayudar a la economía ucraniana, que describió como "muy, muy frágil".

Durante una conversación telefónica con su par ruso Serguei Lavrov, el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, recordó también la necesidad de que "todos los estados respeten la soberanía de Ucrania, su integridad territorial y su libertad de elección", según señaló un alto funcionario del Departamento de Estado.

Kerry comunicó igualmente el "firme respaldo" de su gobierno a la decisión del parlamento ucraniano de designar a un presidente y a un primer ministro de transición.

Estas medidas "constituyen el camino más rápido y prometedor para restaurar la paz y la estabilidad en Ucrania y responder a los problemas financieros acuciantes del país en las próximas semanas y los próximos meses", agregó.

Kerry expresó su esperanza de que Rusia se una a Estados Unidos, a la Unión Europea y y a otros aliados a "ayudar a Ucrania a dar vuelta la página y a salir de esta crisis más fuerte y unida y avanzando hacia nuevas elecciones y la adopción de las reformas necesarias", concluyó el alto funcionario.

- La frágil economía ucraniana -

El secretario del Tesoro estadounidense, Jacob Lew, se refirió, por su parte, al "amplio apoyo" expresado en la reunión de ministros de Finanzas del G-20 en Sídney este fin de semana a un paquete de ayuda internacional centrado en el Fondo Monetario Internacional, una vez que un gobierno de transición tome formalmente el poder.

"Estados Unidos, junto con Europa y otros (miembros) en la comunidad internacional, está preparados para un programa suplementario del FMI para amortiguar el impacto de las reformas para los ucranianos de bajos ingresos", indicó un funcionario del Tesoro, citando a Lew.

No obstante, el secretario "subrayó la necesidad de poner en práctica reformas que puedan ser apoyadas por el programa del FMI".

Lew, que habló por teléfono con el líder de la oposición Arseniy Yatsenyuk mientras volaba a Washington, urgió a Ucrania a iniciar conversaciones con el FMI "tan pronto como sea posible", agregó el funcionario.