EU y OEA saludan diálogo "histórico" de Colombia con el ELN

El candidato opositor Oscar Iván Zuluaga que no podrá regresar a la campaña en cuatro días por una laringitis aguda, criticó al presidente, Juan Manuel Santos porque "se está haciendo política con ...
Seguidores del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, enseñan sus manos con la palabra "Paz" escrita en ellas en un acto en Bogotá
Seguidores del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, enseñan sus manos con la palabra "Paz" escrita en ellas en un acto en Bogotá (AFP)

Washington

La Organización de Estados Americanos (OEA) y el gobierno de Estados Unidos saludaron hoy el anuncio del inicio de diálogo de paz entre el gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), de ideología guevarista, que el ente regional calificó de "histórico". El secretario general de la entidad, José Miguel Insulza, apuntó que se trataba de un "anuncio histórico" en la senda abierta por las conversaciones en marcha entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El martes, el gobierno de Colombia anunció la apertura de una "fase exploratoria de conversaciones" ya desde enero de este año, para definir una agenda de negociación con el ELN, una guerrilla guevarista que cuenta con 2,500 combatientes en sus filas. Esta iniciativa, señaló Insulza en una nota oficial, "confirma que es realmente el momento para la paz en Colombia. Todos confiamos en que las partes involucradas trabajen duro y de buena fe para que estos procesos lleguen a buen puerto".

Insulza también acotó que la OEA "pone a disposición de Colombia todo el conocimiento, las lecciones aprendidas y la experiencia acumulada" para ayudar en los esfuerzos para alcanzar una paz duradera en ese país. Por su parte, la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki expresó el apoyo estadounidense a las nuevas negociaciones.

"Estados Unidos apoya las negociaciones de paz en el esfuerzo del gobierno colombiano para acabar con décadas de violencia", dijo en una rueda de prensa. Tras el anuncio del diálogo con el ELN, no se ha informado quiénes conformarían cada una de las delegaciones de negociación o dónde se realizarían esos encuentros.

El martes, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, reveló que su país, "de manera extremadamente confidencial", había servido de escenario a esas conversaciones exploratorias, y adelantó que estaba dispuesto a "dar facilidades" a las dos partes para la continuidad de ese proceso.

En apenas 18 meses de negociaciones, el gobierno colombiano y las FARC ya llegaron a acuerdos en tres de los seis puntos fundamentales de la agenda de negociación para poner punto final a un conflicto armado de medio siglo. El gobierno colombiano y las FARC negocian directamente en La Habana, en un proceso que tiene como garantes a Cuba y Noruega, al tiempo que Venezuela y Chile se desempeñan como acompañantes.

La paz de Colombia volvió a adueñarse de la campaña por las presidenciales, luego de que el mandatario Juan Manuel Santos, en busca de la reelección, anunciara el inicio de conversaciones con la guerrilla ELN previo a los comicios del domingo, que se anticipan reñidos. Bajo el lema "Con paz haremos más", Santos, en el poder desde 2010, busca un nuevo período de cuatro años con la promesa de poner fin a un conflicto armado de 50 años con las guerrillas, que ha lastrado el desarrollo económico y social del país.

Su gobierno, que desde noviembre de 2012 avanza negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas), principal grupo rebelde del país con unos ocho mil combatientes según las autoridades, acaba de anunciar la apertura de conversaciones con el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), segunda guerrilla con unos 2,500 miembros.

Santos, que se medirá en las urnas con el derechista Óscar Iván Zuluaga, con quien se encuentra en un empate técnico según las últimas encuestas, explicó el miércoles que la cercanía de los comicios y el hecho de que el proceso de paz con las FARC en La Habana entrara "en su fase final", con temas que deben ser comunes a la negociación con los dos grupos guerrilleros, impulsaron la difusión de las conversaciones con el ELN.

Para el mandatario, un economista de centroderecha de 62 años que perdió la primera vuelta del 25 de mayo con Zuluaga, los electores deben estar informados sobre las pláticas exploratorias que su gobierno realiza de manera reservada con el ELN desde finales del año pasado, seguidas de encuentros en Brasil y Ecuador en los últimos meses.

"El pueblo colombiano debe saber para las elecciones del 15 de junio en qué estado está este proceso (...), que la gente tenga todos los elementos de juicio para tomar la decisión que tienen que tomar el próximo domingo", señaló este miércoles Santos en entrevista con Caracol Radio.

Zuluaga, opuesto en un principio a negociar con las FARC pero quien tras su triunfo en la primera vuelta dijo que estaría dispuesto a dialogar con la guerrilla con mayores condiciones, consideró empero el anuncio de las conversaciones con el ELN como un acto "desesperado" de Santos.

Antes de quedar sin voz este miércoles por una laringitis aguda, por la que su médico le ordenó reposo por cuadro días, Zuluaga dijo: "Se está haciendo política con la paz". Este economista de derecha de 55 años es apadrinado por el ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010), senador electo y con alta popularidad por su posición firme frente a las guerrillas.

Para el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, el inicio del diálogo es "un anuncio histórico" y "confirma que es realmente el momento para la paz en Colombia". Por su parte, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, cuyo país se ofreció como sede para las negociaciones, reiteró el miércoles la oferta de cualquier tipo de ayuda que Colombia necesite para el proceso.

"Si ellos necesitan un lugar para reunirse, les ofrecemos un lugar para reunirse; si ellos necesitan que nosotros seamos garantes, seremos garantes; si necesitan que seamos observadores, seremos observadores; si necesitan que les ayudemos a mediar, lo que quieran", declaró el ministro. Los analistas consultados por la AFP descartaron sin embargo que el anuncio, en el que vieron un obvio tinte político-electoral, necesariamente le arrime votos a Santos.

"No habrá un cambio abrupto en los resultados del domingo como el que produjo aquella foto (del entonces candidato a la presidencia) Andrés Pastrana con (el cofundador de las FARC) Manuel Marulanda en 1998. Eso no va a pasar", dijo Ariel Ávila, politólogo de la fundación Paz y Reconciliación. Para Christian Voelkel, analista para Colombia del International Crisis Group, "claramente el anuncio hace parte de la agenda electoral del presidente, pero es muy difícil saber si eso es lo que le va a dar la victoria o no".

Según ambos, el alcance de estos acercamientos al ELN va más allá de la coyuntura electoral, porque supone el fin de los rumores sobre un proceso de paz con esta guerrilla y aclara el panorama. "El escepticismo en torno a los diálogos con el ELN muere y se sabe que efectivamente se puede negociar con ellos", dijo Voelkel. Esto, según Ávila, blinda el proceso hacia una paz integral.

"En caso de que gane Zuluaga no sólo tendrá que lidiar con los diálogos con las FARC sino que también tendrá que asumir una posición frente a la negociación con el ELN, cosa que no habría sido posible si los acercamientos se mantenían en secreto", explicó.