EU e Irán discutieron la crisis iraquí en Viena

La portavoz de la diplomacia estadunidense, Marie Harf, confirmó a la CNN la existencia de "breves conversaciones" en la capital austríaca al margen de las negociaciones sobre el programa nuclear ...
Grupos contrarios a una posible intervención en Irak se manifiestan hoy ante la Casa Blanca
Grupos contrarios a una posible intervención en Irak se manifiestan hoy ante la Casa Blanca (AFP)

Washington

Estados Unidos e Irán discutieron acerca de la crisis en Irak al margen de las negociaciones sobre el programa nuclear de la república islámica, informó el lunes el Departamento de Estado. "Hubo breves conversaciones en el P5+1 hoy sobre Irak, muy breves", declaró la portavoz de la diplomacia estadunidense Marie Harf a la cadena CNN desde Viena, donde tienen lugar las negociaciones.

"El futuro dirá si queremos continuar hablando con Irán sobre Irak", añadió la responsable. Sin embargo, otro diplomático estadunidense explicó a la AFP que en principio no habría más intercambios de impresiones entre Teherán y Washington en Viena a propósito de la crisis desatada en Irak.

El portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, confirmó esta mañana que Estados Unidos planeaba hablar directamente con Irán para responder al rápido avance de los yihadistas sunitas del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL), pero excluyó toda cooperación militar con Teherán: "No hay absolutamente ninguna intención, ningún plan de coordinar acciones militares entre Estados Unidos e Irán".

Estas declaraciones se produjeron después de que el secretario de Estado, John Kerry, afirmara al portal Yahoo News que estaba dispuesto a una cooperación con Irán, tradicionalmente hostil a Washington, para atender la situación en Irak. Kerry añadió en la entrevista que los ataques con drones no son la "única respuesta" para detener el avance de los yihadistas en Irak, "pero bien podría ser una de las opciones importantes para detener el avance de personas que se desplazan abiertamente en convoys y camionetas aterrorizando a la población".

El secretario de Estado también recordó que Estados Unidos, que se retiró militarmente de Irak en 2011, está "profundamente ligado a la integridad" territorial de ese país. El presidente estadunidense Barack Obama ya había indicado hoy que decidiría en los próximos días qué actitud adoptar ante el avance de los yihadistas del EIIL.

El mandatario adelantó que estudiaba "un abanico de opciones para sostener las fuerzas de seguridad iraquíes" sin mencionar los ataques aéreos, una posibilidad pedida por legisladores de la oposición en Estados Unidos. La feroz ofensiva yihadista de los extremistas del EIIL ha alimentado los temores de una nueva guerra civil sectaria entre sunitas y chiitas en el país.

Su avance relámpago por todo Irak, incluyendo la captura de Mosul la semana pasada, alarmó a los líderes de Teherán y Washington. Estados Unidos e Irán son aliados del gobierno iraquí del primer ministro chiita Nuri al Maliki, aunque entre ellos no tengan relaciones diplomáticas directas desde hace 34 años.

Con el avance de los yihadistas sunitas del EEIL, los dos países se encuentran inesperadamente mano a mano frente a un enemigo común y tienen el mismo interés en ver al gobierno de Bagdad repeler a estas fuerzas inspiradas en Al Qaeda. "Esto amenaza la estabilidad de la región. Es obviamente una amenaza existencial para el propio Irak. Se trata de un grupo terrorista", afirmó Kerry.

Frente a la inestabilidad y la violencia en Irak, Estados Unidos, Australia y Naciones Unidas han comenzado a evacuar a una parte de su personal diplomático en Bagdad hacia otras representaciones diplomáticas en el país o incluso a Jordania. Washington anunció también el envío de unos 275 militares para proteger su embajada, situada en la muy protegida "zona verde" de Bagdad, y de un portaaviones al Golfo.