EU culpa a Hamás de la ruptura de la tregua en Gaza

Washington se mostró "muy preocupado" por el final del alto el fuego, y acusó al movimiento islamista de ser responsable del mismo por lanzar misiles hacia Israel.
Niños palestinos desplazados llegan al hospital Al-Shifa de Gaza, donde se ha organizado un campamento por temor a una ofensiva israelí
Niños palestinos desplazados llegan al hospital Al-Shifa de Gaza, donde se ha organizado un campamento por temor a una ofensiva israelí (AFP)

Washington, Gaza

El Gobierno de Estados Unidos se mostró hoy "muy preocupado" por la ruptura del alto el fuego entre israelíes y palestinos hoy en Gaza, y acusó al movimiento islamista Hamás de ser "responsable" por el lanzamiento de misiles desde la franja de Gaza.

"Estamos muy preocupados por los acontecimientos de hoy, condenamos los renovados ataques con cohetes, y como hemos dicho, Israel tiene derecho a defenderse contra esos ataques", afirmó Marie Harf, portavoz adjunta del Departamento de Estado, en su rueda de prensa diaria.

Harf señaló que los "cohetes procedían de Gaza", y aseguró que Hamás tiene "responsabilidad de la seguridad en Gaza", frente a las acusaciones mutuas entre israelíes y palestinos sobre el causante de la ruptura del alto el fuego.

Por ello, reiteró el llamado de Washington "a un cese inmediato de las hostilidades y el lanzamiento de cohetes desde Gaza", e instó a las partes "a retomar las negociaciones de alto el fuego".

"Esperamos que las partes puedan alcanzar un acuerdo para un alto el fuego sostenible o, si es necesario, acordar una nueva extensión del alto el fuego temporal", agregó Harf.

Tras el lanzamiento de los cohetes contra el sur de Israel hoy, el Ejército israelí ataco diversos puntos de Gaza, confirmó la oficina de información castrense. El nuevo intercambio bélico confirma así el colapso de las negociaciones en busca de un alto el fuego permanente que se celebraban en El Cairo.

Por su parte, Izzat al Resheq, destacado miembro de Hamás integrado en la delegación palestina en El Cairo, culpó hoy a Israel del colapso de las negociaciones, y aseguró que las oportunidades para un alto el fuego permanente se han diluido, .

En un mensaje colgado en su cuenta de la red social Twitter, el representante palestino insistió en que el grupo islamista, que controla Gaza desde 2007, "hace enteramente responsable a la fuerza ocupante (Israel) de la actual situación" bélica.

Al Reshaq explicó que la delegación palestina planteó una propuesta a los mediadores egipcios y éstos "se la trasladaron al enemigo, que se ha marchado con la excusa de que debe presentarla al Gobierno".

Poco después, en declaraciones a la televisión árabe Al Quds, el representante palestino reiteró que, por parte de Hamás, el alto el fuego está vigente hasta la medianoche, "pero -agregó- no creo que el Gobierno israelí quiera responder antes" a la propuesta.

Fawzi Barhum, portavoz de Hamás en Gaza, advirtió, por su parte, de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, "está actuando como si las negociaciones en favor del alto el fuego hubieran fracasado y, por ello, la resistencia palestina está valorando todas las opciones".

Palestinos e israelíes se acusan mutuamente de haber roto la tregua, después de que hoy varios cohetes fueran lanzados desde la Franja y la aviación israelí atacara una veintena de puntos en Gaza.

Un ataque aéreo israelí causó la muerte de una niña y una mujer e hirió a 16 personas en la Ciudad de Gaza el martes, informó el portavoz del servicio de emergencias local, Ashraf al Qudra. Israel efectuó los bombardeos en respuesta al lanzamiento de tres cohetes desde la Franja de Gaza, lo que significa de hecho la violación de la tregua de 24 horas suplementarias que ambas partes acordaron, inicialmente, hasta las 21:00 GMT de hoy.

Testigos indicaron a la AFP que al menos tres bombas israelíes habían impactado en una misma casa, por lo que las víctimas podrían ser de una misma familia. La casa está situada cerca de los locales de la radio Al Aqsa, órgano del movimiento islamista Hamas, que controla el enclave palestino.

Estos nuevos enfrentamientos son los primeros desde que el domingo palestinos e israelíes retomaran su diálogo indirecto en otro intento de poner fin a cinco cruentas semanas en las que han muerto más de dos mil palestinos y 64 soldados israelíes en combates con las milicias, y tres civiles en Israel a causa de los cohetes.