EU exige a Grecia "iniciativas serias" para alcanzar un acuerdo

El primer ministro griego Tsipras denunció la "responsabilidad criminal" del FMI por las medidas de austeridad impuestas en el país europeo, y buscó apoyo interno al entrevistarse con líderes ...
Yanis Varufakis (i) escucha en el parlamento griego la intervención del primer ministro Alexis Tsipras, el pasado 16 de junio de 2015
El ministro de Finanzas, Yanis Varufakis (i), escucha en el parlamento griego la intervención del primer ministro Alexis Tsipras (AFP)

Washington, Atenas

Estados Unidos llamó hoy a Grecia a presentar una "iniciativa seria" para alcanzar un acuerdo con sus acreedores y evitar sumergir la economía mundial en "la incertidumbre", dijo el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jacob Lew.

En una conversación telefónica con el primer ministro griego Alexis Tsipras, Lew "subrayó la urgencia de que Grecia adopte una iniciativa seria para alcanzar un compromiso pragmático con sus acreedores", indicó el departamento del Tesoro en un comunicado.

Desde hace varias semanas las autoridades de Atenas negocian con sus acreedores (el FMI, la UE y el Banco Central Europeo) la aplicación de una serie de reformas económicas a cambio del desbloqueo de un nuevo tramo de préstamos vital para el país.

"La incapacidad de alcanzar un acuerdo crearía dificultades inmediatas para Grecia y una incertidumbre general para Europa y la economía global", añadió Lew. El Tesoro pone así ante todo la presión sobre Atenas, cuando el FMI también ha llamado a los europeos a adoptar "decisiones difíciles" para lograr un acuerdo.

Un acuerdo es indispensable para que Grecia -casi sin liquidez- pueda recibir de sus acreedores el último tramo de 7,200 millones de euros correspondientes al plan de rescate internacional de 2012.

Tsipras denunció hoy la "responsabilidad criminal" del FMI por las medidas de austeridad impuestas en Grecia, y que sumieron al país en seis años de recesión al borde de un impago de deuda, y  buscó apoyo interno al recibir a dirigentes de los partidos de oposición.

Dos días después de otro fracaso de las negociaciones entre Atenas y sus acreedores, Tsipras arremetió con dureza contra éstos, en una reunión ante el grupo parlamentario de su formación de izquierda radical, Syriza.

"Ha llegado el momento de que las propuestas del FMI (en las negociaciones) sean juzgadas no solamente por nosotros sino por Europa (...)" dijo. Tsipras atribuyó a este organismo multilateral una "responsabilidad criminal" por las medidas de austeridad impuestas en Grecia, y que sumieron al país en seis años de recesión.

El primer ministro griego atacó asimismo a las "instituciones" en general, que incluye a los otros acreedores de Grecia (UE y Banco Central Europeo), además del FMI. "La insistencia de las instituciones en proseguir un programa que ha fracasado (...) forma parte de una motivación política (...) para humillar a un pueblo entero que ha sufrido en los últimos cinco años", aseguró.

Los acreedores "parecen querer enviar un mensaje a Grecia y a los pueblos europeos de que un mandato popular no puede cambiar las cosas", añadió Tsipras, aludiendo a la victoria electoral de Syriza en enero pasado. En su duro alegato, el primer ministro también los acusó de "querer hacer una demostración de fuerza destinada a acabar con cualquier intento de poner fin a la austeridad".

"Dos o tres gestos"

Pocas horas antes, sin embargo, un dirigente de la oposición había indicado que Tsipras parecía dispuesto a hacer "gestos" hacia los acreedores internacionales.

Tsipras recibió sucesivamente esta mañana a Stavros Theodorakis, líder del pequeño partido de centroizquierda To Potami, a Fofi Gennimata, nueva presidenta del Pasok (socialista) y a Dora Bakoyannis, número dos del principal partido de oposición, la Nueva Democracia (derecha) presidida por el ex primer ministro Antonis Samaras.

Las dos mujeres --cuyos partidos participaron en la precedente coalición derecha-socialista en el poder-- instaron a Tsipras a evitar una ruptura de las negociaciones que pudiera provocar una salida de Grecia del euro.

Pero Theodorakis trajo algo de esperanza a una reanudación de las negociaciones al relatar que Tsipras le había dicho estar dispuesto a hacer "dos o tres gestos" hacia los acreedores, lo que podría reactivar las conversaciones.

Según indicaron a la AFP varias fuentes, los jefes de Estado y de gobierno del bloque europeo podrían reunirse de manera extraordinaria este fin de semana en Bruselas, con el objetivo de buscar el acuerdo sobre Grecia.

Esta cumbre es "posible", afirmó una fuente conocedora de las negociaciones con Grecia y se llevaría a cabo "probablemente" el domingo, después de la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) que se celebra el jueves en Luxemburgo.

"No está excluido, todo depende del resultado del Eurogrupo" dijo otra fuente europea. En todo caso, el ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, dijo que Grecia no presentará una nueva lista de reformas en la próxima reunión del Eurogrupo, en entrevista publicada hoy por el diario alemán Bild.

Varufakis dijo además que las negociaciones del fin de semana pasado en Bruselas fracasaron porque los negociadores de las instituciones no tenían un mandato claro. "Nos dijeron que no tenían mandato para negociaciones profundas sobre nuestras propuestas y nuestras medidas para resolver" la crisis. "Por esa razón no hubo resultados", dijo el ministro.

Un acuerdo es indispensable para que Grecia --casi sin liquidez-- pueda recibir de sus acreedores el último tramo de 7,200 millones de euros correspondientes al plan de rescate internacional de 2012.

Según un especialista interrogado por la AFP, Grecia no tiene liquidez suficiente para pagar este mes, al mismo tiempo, salarios y pensiones y los 1,500 millones de euros debidos al FMI que llegan a vencimiento el 30 de junio.