EU y Europa piden freno tras intento de golpe

"Llamamos al gobierno de Turquía a respetar las instituciones democráticas de la nación", dijo el secretario de Estado estadunidense, John Kerry.
El presidente Erdogan.
El presidente Erdogan. (Kayhan Ozer | Reuters)

Bruselas

Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN, invitaron ayer a Turquía a respetar el estado de derecho y a no caer en una represión tras el fallido golpe contra el presidente Recep Tayyip Erdogan.

"Llamamos al gobierno de Turquía a respetar las instituciones democráticas de la nación", dijo el secretario de Estado estadunidense, John Kerry, luego de reunirse en Bruselas con los ministros de Relaciones Exteriores de la UE.

La jefa de la diplomacia del bloque europeo, Federica Mogherini, advirtió por su parte que la introducción de la pena de muerte en Turquía terminaría con las negociaciones de adhesión a la UE.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, anunció que "Es esencial para Turquía, como para todos los otros aliados, respetar plenamente el orden constitucional, el estado de derecho y las libertades fundamentales". Igualmente "condenó" la tentativa de golpe de Estado y dio "apoyo total a las instituciones democráticas turcas".

Sin embargo, continúan las purgas masivas. La búsqueda de amotinados, ahora designados oficialmente como "terroristas", continuó ayer en Turquía pese a las advertencias de la comunidad internacional, preocupada por la magnitud de la ola de arrestos.

Más de 7 mil 500 personas han sido detenidas desde el intento de golpe del viernes, incluyendo 6 mil 38 militares, 755 magistrados y 100 policías.

Por otra parte, el general Akin Öztürk, ex comandante de las Fuerzas Aéreas turcas y señalado como líder del intento de derrocar al gobierno, ha desmentido su participación en el golpe, e incluso ha afirmado que trató de detenerlo, informó a la emisora NTV.