Obama anuncia una “nueva era” con La Habana

Tras meses de conversaciones secretas en Canadá con la mediación del papa Francisco, el presidente de EU da por concluida la enemistad con el gobierno de Cuba.
El líder demócrata hizo el anuncio a mediodía en Washington, en simultáneo con su par cubano en la isla.
El líder demócrata hizo el anuncio a mediodía en Washington, en simultáneo con su par cubano en la isla. (Doug Mills/AP)

La Habana, Washington

En un hecho histórico, los gobiernos de Estados Unidos y Cuba anunciaron el fin de su enemistad tras la ruptura de relaciones diplomátivcas en en 1961, intercambiaron prisioneros y se comprometieron a normalizar de forma plena sus lazos, pese a las profundas diferencias latentes entre ambos.

"Debemos aprender el arte de convivir de forma civilizada", dijo Raúl Castro en un mensaje a sus compatriotas por tv, que también transmitió en vivo el discurso de 15 minutos del presidente Barack Obama, quien desde la Casa Blanca reconoció el fracaso de EU "de impulsar a Cuba hacia el colapso" mediante 53 años de bloqueo económico y comercial.

"Hoy estamos cambiando la historia porque es lo correcto", dijo Obama dirigiéndose al lobby cubano-americano en el Congreso de EU, que reaccionó de inmediato.

Marco Rubio, senador republicano por Florida, el primero de origen cubano en la Cámara alta, dijo que aprovechará su cargo como presidente de la subcomisión para el Hemisferio Occidental del Comité de Relaciones Exteriores de esa cámara en el nuevo Congreso para bloquear las medidas tomadas por el presidente Obama.

Castro y Obama, quienes hablaron por teléfono el martes en un hecho también inédito, aunque se supo que el diálogo habían comenzado hace 18 meses con el auspicio de Canadá y el papa Francisco, se felicitaron por la liberación de tres agentes de la inteligencia isleña presos en EU desde hacía 16 años, y por un gesto similar de La Habana con el contratista Alan Gros y otros estadunidenses cuya excarcelación pidió Obama.

Gross había cumplido cinco de los 15 años de prisión con que cargaba, acusado de atentar "contra la seguridad del Estado", y regresó ayer mismo a EU.

Los agentes cubanos son Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández, este último condenado a dos cadenas perpetuas en un juicio cuestionado incluso por Amnistía Internacional (AI), habitualmente crítica de La Habana.

En su alocución, Castro dijo a los cubanos que "Obama merece respeto y consideración".

El líder demócrata anunció acciones para "mejorar las telecomunicaciones (...) y ayudar a los cubanos a que se muevan hacia el siglo XXI", y deseó que los cambios que impulsa Castro desde 2006 lleven a la democracia.

El anuncio hizo que la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, interrumpiera una reunión con sus pares del Mercosur, para comentar: "Los que peinamos canas, aunque algunas nos tiñamos, no pensábamos que íbamos a ver esto".

Tanto Obama como Castro agradecieron la mediación del pontífice argentino, mientras el gobierno de Canadá confirmó haber prestado su territorio para conversaciones secretas.

Castro y Obama reconocieron que aún es largo el camino para eliminar el bloqueo, que la Casa Blanca promoverá ante el Congreso.

"Aunque las medidas del bloqueo han sido convertidas en ley, el presidente de Estados Unidos puede modificar su aplicación en uso de sus facultades ejecutivas", dijo Castro, y propuso "adoptar medidas mutuas para mejorar el clima bilateral y avanzar hacia la normalización de los vínculos".

El secretario de Estado, John Kerry, anunció que viajará a Cuba en breve e instruyó "revisar" la permanencia de Cuba en la lista de países "promotores del terrorismo", que emite cada año EU.

Funcionarios cubanos consultados por Milenio respondieron que si Obama permite que los estadunidenses viajen libremente a Cuba y quita a la isla de esa lista, "podrían ingresar a la economía nacional unos tres mil millones de dólares adicionales" cada año.

En octubre el canciller cubano Bruno Rodríguez denunció ante la ONU que el embargo ha ocasionado daños económicos acumulados por mil 157 billones de dólares y que los costos humanos del bloqueo no dejan de crecer.

La bloguera opositora Yoani Sánchez, la única permitida en la isla, expresó en su diario digital que "el castrismo ha ganado", mientras que en su sitio iglesiacubana.org, la Conferencia de Obispos Católicos de la isla hizo votos para que la nueva era "contribuya al bienestar material y espiritual". Añadió que "nuevos horizontes de esperanza iluminen la vida del pueblo cubano, pues la distensión y las buenas relaciones entre pueblos tan cercanos son el fundamento de un futuro prometedor".

México saluda

-El vicepresidente de EU, Joe Biden, se comunicó por teléfono con los mandatarios de México, Enrique Peña Nieto, y de Colombia, Juan Manuel Santos para explicarles los detalles de la nueva política de Washington.

-Más tarde, Peña Nieto declaró ante la prensa que "México reconoce esta decisión histórica (...) porque México respalda a un 'país hermano'" como Cuba, para "que tenga igualdad de condiciones y los mismos derechos que tienen todos los demás países del hemisferio".