ETA reclama "derecho a decidir" para el País Vasco

A cinco años de declarar un "alto el fuego permanente", la organización separatista vasca reitera al gobierno español que debe reconocer el derecho de autodeterminación de los vascos para superar ...
Miembros de la asociación vasca Etxerat, de familiares de presos de ETA, en una reciente reunión en Vitoria
Miembros de la asociación vasca Etxerat, de familiares de presos de ETA, en una reciente reunión en Vitoria (EFE)

Madrid

La organización independentista vasca ETA reiteró hoy su demanda de que se reconozca el "derecho a decidir" del País Vasco para superar definitivamente el "conflicto político" con el gobierno de Madrid. En el comunicado, difundido con motivo del Día de la Patria Vasca (Aberri Eguna, en euskera), la banda abogó por un proyecto secesionista en el País Vasco "que beneficie a toda la ciudadanía".

Cinco años después de que ETA declarara un "alto el fuego permanente" en octubre de 2011, la organización separatista considera que "no se ha alcanzado un acuerdo democrático que se basaría en el reconocimiento del derecho a decidir de Euskal Herria (País Vasco, ndlr) y superaría definitivamente el conflicto político"-

La organización independentista considera --según el diario vasco Gara, próximo a sectores independentistas, que publica su comunicado-- que el Estado Vasco es la solución para "satisfacer las necesidades mínimas de todas las personas, hacer respetar los derechos de todos y garantizar la igualdad entre hombres y mujeres". Por ello, aboga por construir el proyecto independentista "entre muchos, entre diferentes".

El País Vasco, con 2.1 millones de habitantes, es reconocido como una nacionalidad histórica y tiene un amplio estatuto de autonomía. ETA, que aún no se ha disuelto ni procedido a su desarme como pide el gobierno español, es considerada responsable de 800 asesinatos en más de 40 años de lucha armada en favor de un País Vasco independiente, al norte de España y al sudoeste de Francia.

Tras esos cinco años de alto el fuego, "no estamos donde esperábamos" porque "no se ha iniciado un proceso dialogado de paz y resolución" del conflicto "ni con los Estados ni entre las fuerzas políticas" de la región, considera ETA en su comunicado.

"Las consecuencias del conflicto siguen sin resolverse, y el nudo principal, que es la situación de los presos políticos vascos, continúa sin desatarse", añade la organización, que suele publicar comunicados en el Aberri Eguna (día de la Patria vasca), que coincide con el domingo de Pascua. ETA quiere negociaciones en varios aspectos, especialmente sobre la suerte de unos 400 presos de ETA aún encarcelados.

En fin, la organización vasca alude a los pasados resultados de las elecciones legislativas españolas del 20 de diciembre, en las que conservadores y socialistas ocuparon los primeros lugares, pero con una notable merma de su representación parlamentaria, en favor de nuevas formaciones emergentes, como Podemos (izquierda) y Ciudadanos (centro-derecha).

"Lamentablemente en España no hay relación de fuerzas suficiente para que se produzcan cambios profundos" y es difícil que "las fuerzas que se declaran de izquierdas lleguen a un acuerdo que tuviera en el centro el derecho a decidir".

El anterior comunicado de la organización, que data del 30 de septiembre, se refería a la detención en Francia de su cúpula dirigente. El último atentado mortal de ETA en España se produjo en agosto de 2009.

España está administrativamente dividida en 17 comunidades autónomas, que tienen amplias competencias, según la constitución de 1978 adoptada tres años después de la muerte del dictador Francisco Franco.

Otra de las comunidades considerada nacionalidad histórica, Cataluña (noreste), está inmersa en un proceso político que pretende desembocar en la independencia, al que se opone el gobierno central de Madrid, que lo considera inconstitucional.

No a atentados como los de Bruselas

ETA, que mató a más de 800 personas en su afán por conseguir la independencia de la región española del País Vasco, destacó en un comunicado que no se pueden aceptar atentados como los ocurridos esta semana en Bruselas.

"Los revolucionarios no podemos aceptar matanzas así que tienen como objetivo a simples ciudadanos", expresó la banda en el escrito, publicado hoy por el diario vasco Gara.

Aludiendo al contexto internacional, ETA criticó, además, el trato "deplorable" que Europa da a los refugiados que "huyen de la miseria absoluta y las salvajes guerras provocadas por los poderosos del mundo". "No hemos sentido más que vergüenza y rabia", puntualizaron.

El grupo armado hizo un amago de autocrítica al reconocer que cometió "errores", pero defendió su postura durante la dictadura franquista (1939-1975), cuando llevó a cabo los primeros atentados, y la posterior transición a la democracia.

"Los independentistas de izquierdas no nos equivocamos cuando nos levantamos contra el franquismo, ni nos equivocamos cuando dijimos un no rotundo e hicimos frente a la posterior reforma tramposa. Habremos cometido errores, en ocasiones graves e injustos, pero en esas dos cosas no", aseguraron.

"Nosotros no fuimos buscando la guerra. El conflicto nos lo trajeron a casa. No queremos con ello suavizar nuestra responsabilidad. Pero también queremos remarcar que incluso en los momentos más duros siempre hemos intentado dar cauce a propuestas de paz", añadieron.