ENTREVISTA: JOH pide solidaridad contra el narco e inversiones

Juan Orlando Hernández Alvarado, presidente de Honduras, defiende su propuesta de crear una fuerza multinacional contra el narcotráfico en Centroamérica, que afirma crea una violencia similar a la ...
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández Alvarado, durante su entrevista con la agencia EFE, en Madrid
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández Alvarado, durante su entrevista con la agencia EFE, en Madrid (EFE)

Madrid

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández Alvarado, conocido como "JOH" en su país, defendió hoy su propuesta para crear una fuerza multinacional contra el narcotráfico en Centroamérica, que asegura que genera una violencia similar al terrorismo yihadista.

En su primera visita oficial a España, Hernández Alvarado dijo que el interés de los inversores españoles en Honduras supera las expectativas y pronosticó que sus reuniones en este viaje serán las más productivas de las relaciones entre ambos países.

Pregunta: En su intervención en la ONU la semana pasada propuso la creación de una fuerza multinacional para combatir el narcotráfico y la violencia en Centroamérica.

Respuesta: Propuse en el seno de la ONU la creación de esta fuerza multinacional porque parto del principio de que la violencia que generan los grupos fundamentalistas radicales es similar a la violencia que genera el crimen organizado que maneja el narcotráfico en cuanto al transito de drogas de Sudamérica hacia Norteamérica.

Tengo que agradecer a las fuerzas que operan todo el sistema judicial hondureño. Hemos ido avanzando en los últimos meses de manera importante pero creemos en la corresponsabilidad de las demás naciones del mundo.

En cualquier lugar del planeta cuando se dan estos incidentes, los humanos que somos buenos, que somos la gran mayoría, estamos en la obligación de atender al resto de los seres humanos que están en riesgo, como esta ocurriendo en este momento en el caso de estos fundamentalistas religiosos que han estado haciendo estas barbaries.

P: ¿Como actuaría esta fuerza internacional?

R: Similar a como en otros casos, por ejemplo en Naciones Unidas o en los países que están más cerca de la problemática, iniciar a estructurar esta fuerza multinacional. Repito, la dignidad del ser humano es lo que origina la solidaridad cuando estos grupos extremistas cometen estos abusos.

P: ¿Esta fuerza sería con cascos azules de la ONU?

R: Podría serlo en función de lo que Naciones Unidas siempre ha tenido como misiones de paz o podrían ser bloques que se estructuren de diferente manera, como ha llamado el presidente de Estados Unidos a esta alianza (contra el terrorismo). No creemos que sea un problema distinto, tal vez el origen de las acciones sea distinto, pero las consecuencias y la forma de operar son similares.

P: Honduras atraviesa grandes problemas de seguridad y violencia. y hay un trafico humano también importante ¿que está haciendo su gobierno, que medidas esta adoptando para parar esto?

R: Primero estructuramos. A raíz de la emigración inusitada de niños en El Salvador, Guatemala y Honduras estructuramos una fuerza de alto nivel interinstitucional, una fuerza de tarea que preside justamente mi esposa. Por fortuna hemos logrado de manera exitosa en poco tiempo reducir esa emigración pero no es suficiente si no atacamos la raíz del problema.

Por eso es que hemos propuesto junto a Guatemala, El Salvador y con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo un plan que hemos llamado una Alianza para la Prosperidad. Eso ya está en manos del secretario (de Estado estadunidense, John) Kerry.

Tal como se lo dijimos al presidente (de EU, Barack) Obama, esperamos que Estados Unidos le ponga atención al problema.

A todos nosotros que somos hondureños y centroamericanos nos duele que nuestra gente no quiera estar en nuestro país, pero existe una génesis de eso y es el tema de violencia, de falta de oportunidades, de pobreza, a raíz del narcotráfico, un narcotráfico que se genera fuera de Centroamérica pero que sus consecuencias más dramáticas se viven en Centroamérica.

Hemos dado pasos importantes en la lucha para recuperar la paz y la tranquilidad, pero no hay forma de hacerlo sostenible si no estructuramos una coordinación con los demás países y además con la participación de los ciudadanos.

Así como llegó un momento en que el pueblo español dijo no más a lo que hacía ETA, eso está ocurriendo en Honduras. Ya no solamente somos el gobierno, sino que todo el pueblo esta diciendo ya basta.

P: ¿Qué es lo que Estados Unidos debería hacer concretamente?

R: Yo creo que la ruta que hemos trazado ya el resto de los países de centroamérica, el "triángulo norte", esa es la ruta, es el Plan de la Alianza para la Prosperidad". Eso significa una coordinación efectiva entre los cuerpos de seguridad de los países, trabajar en la creación de oportunidades que generen desarrollo económico, ingresos para nuestros pueblos, mejorar las condiciones de educación, de salud, fortalecer la institucionalidad de nuestros países.

Ya Honduras está haciendo buena parte de esto por su cuenta. Ahora lo que queremos es que se estructure a nivel de la región. Cuando Estados Unidos y Colombia hicieron una serie de operaciones contra el crimen organizado en Colombia y eventualmente se hizo en México, lo que ocurrió es que todo el problema se concentró en el triángulo norte de Centroamérica. Entonces tenemos que actuar a nivel de región para ser exitosos.

P: ¿Como ve las relaciones con España?

R: Estoy muy optimista. En la última visita de quien entonces era el príncipe Felipe, tuvimos una franca y cordial conversación en mi toma de posesión. A raíz de eso se han originado una serie de acciones que hoy nos tienen aquí.

He podido hablar con un sector privado. Estamos hablando de propuestas puntuales que hemos hecho.

El acuerdo de cooperación con España para nosotros también es sumamente importante. Reactivar un uso efectivo y pronto de lo que es el fondo de reconversión de deuda de Honduras a España también es otro objetivo, que estoy prácticamente seguro que mañana vamos a tener muy buenas noticias

P:¿Se refiere a la condonación de parte de la deuda de Honduras con España?

R:Es una reconversión de la deuda que Honduras ha tenido con España. Nosotros vamos haciendo pagos pero en este caso en particular la propuesta que hemos hecho es que parte de ello sirva para construir lo que podría ser el gran centro logístico del transporte de carga y personas aéreo en Honduras.

Eso, más lo que hemos llamado nosotros la "gran vía de vehículos", que nace en Puerto Cortés en el Atlántico hasta llegar al Pacífico, a menos de 395 kilómetros. Una vía rápida para transporte de contenedores de carga y podemos copar por lo menos un 5 % de la demanda mundial.

P: ¿Que espera de la próxima cumbre iberoamericana que se celebra en México?

R: Ir estrechando más esos lazos que vienen de hace mucho tiempo, y esa afinidad muy natural que existe, y esa amistad es tan productiva en el terreno diplomático que tenemos que llevarla al terreno económico, al terreno de trasladarnos esas buenas prácticas que vuelvan nuestras sociedades más influyentes.

Yo creo que España lo ha estado haciendo y creo que puede hacer mucho más por esa cercanía que tradicionalmente hemos tenido.

P: Sobre las inversiones ¿que les diría a los inversores españoles preocupados por la violencia en su país y el marco jurídico?, ¿Que les ofrece Honduras?.

R:En Honduras hay mucho por hacer, hay mucho por construir, mucho por desarrollar. De hecho las reuniones que hemos tenido hoy sobrepasan las espectativas de nuestro equipo. Nunca creímos encontrar tanto interés.

El inversionista es alguien que se informa muy bien antes de dar un paso y se dieron cuenta de que en Honduras las cosas están cambiando para bien y las señales que están mandando los organismos multilaterales, particularmente estamos a punto de suscribir un acuerdo de entendimiento con el FMI. Eso genera confianza.

Creo que vamos por muy buen camino. Creo que estas reuniones van a ser las más productivas de las relaciones entre Honduras y España y me atrevería a decir entre España y Honduras como un lugar de entrada a toda Centroamérica.