EI llama a musulmanes a atacar durante el Ramadán

El portavoz del Estado Islámico, Abu Mohamed Al Adnani, llamó a los musulmanes a "exponerse al martirio" y a convertir el mes sagrado de ramadán en "una calamidad para los infieles".
La bandera del Estado Islámico flameando frente a una columna de humo.
La bandera del Estado Islámico flameando frente a una columna de humo. (Reuters)

Beirut

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) instó a los musulmanes a llevar a cabo ataques con motivo del mes de ayuno de ramadán, que empezó la semana pasada, en una grabación de audio de su portavoz, Abu Mohamed al Adnani.

En la cinta, cuya autenticidad no pudo ser comprobada, Al Adnani felicita a los fieles por la llegada del Ramadán y les anima a "conquistar en este mes sagrado y a exponerse al martirio", porque "la yihad en ramadán no es como en otros meses".

El audio, difundido en internet y con una duración de más de 28 minutos y medio, se titula "Oh, nuestro pueblo, respuesta a la llamada de Dios".

En su alocución, Al Adnani insta a los creyentes a convertir este mes en "una calamidad para los infieles", entre los que nombra a los cristianos, chiíes y a los "musulmanes apóstatas".

Dirigiéndose a los suníes en general, hace un llamamiento para que se levanten porque "los chiíes han revelado su cara real y su agresión y rencor hacia vosotros se ha vuelto transparente".

En su opinión, "los cruzados", en referencia a los países de Occidente, "han perdido la esperanza de extinguir la yihad en Irak", por lo que, agrega, han decidido vender este país a Irán y a los kurdos.

Al Adnani asegura que a su organización no le importa si todo el mundo se une en su contra: "No nos desviaremos, nos dañarán, estamos apegados al Corán y a la sunna (tradición del profeta Mahoma)".

En las últimas semanas, el EI ha retrocedido frente a las fuerzas kurdas en el norte de Siria, aunque en su grabación en ningún momento Al Adnani hace mención expresa a su situación actual en el territorio sirio.

Por otro lado, el portavoz del grupo radical augura que la caída de la ciudad iraquí de Hadiza en manos del EI puede ocurrir en cualquier momento y promete un indulto a aquellos de sus oponentes que se rindan en esta localidad.

"Entregad vuestras armas en Hadiza y seréis libres para abandonar Al Anbar", indica Al