EI libera a 270 rehenes secuestrados en Siria, según ONG

Los liberados son menores de 14 años, mujeres y hombres mayores de 55 años.

Beirut

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) liberó anoche a 270 rehenes del grupo de 400 personas que secuestró el sábado en la zona de Al Baguiliya, al norte de la ciudad de Deir al Zur, en el noreste de Siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los liberados son menores de 14 años, mujeres y hombres mayores de 55 años.

El Observatorio destacó que el EI retiene a unos 130 varones y mujeres, a los que está investigando para saber si tienen vínculos o no con el régimen sirio de Bachar al Asad.

A esas personas se suman 50 hombres que los extremistas capturaron durante el día de ayer en registros en Al Baguiliya.

El Gobierno de Damasco y el Observatorio denunciaron el pasado fin de semana la matanza y el secuestro de cientos personas por parte de los radicales en Al Baguiliya, aunque activistas en esa área pusieron en duda esas informaciones y calificaron de "falsedades" las noticias sobre el rapto de 400 personas.

El sábado, el EI lanzó una ofensiva contra los distritos bajo el control del régimen en Deir al Zur y conquistó Al Baguiliya.

El Observatorio señaló que las fuerzas gubernamentales han logrado recuperar varios puntos en el sur de Al Baguiliya y un edificio en la Universidad Privada de Al Yazira, en las afueras de Deir al Zur.

La fuente apuntó que el régimen ha contraatacado con la cobertura de su artillería y de la fuerza aérea nacional y de la rusa, que están bombardeando posiciones de los extremistas en la periferia de la urbe.

El Observatorio destacó que supuestos aviones rusos han arrojado comida en las áreas bajo el dominio de las autoridades.

El régimen mantiene el aeropuerto militar de Deir al Zur, los barrios de Al Yura y Al Qusur y el cuartel de la Brigada 137 del Ejército, todos ellos en el oeste de la ciudad, donde se calcula que hay entre 250.000 y 300.000 personas cercadas desde hace más de un año por los yihadistas.

El EI proclamó a finales de junio de 2014 un califato en Siria e Irak, donde ha conquistado partes del norte y el centro de ambos países.

Al mes siguiente, se hizo con el dominio de casi toda la provincia de Deir al Zur, fronteriza con Irak, excepto de las zonas que aún quedan en manos del régimen.