EI torturó a rehenes occidentales en Siria, incluido Foley: Post

Al menos cuatro prisioneros occidentales del Estado Islámico, entre ellos el periodista ejecutado recientemente, sufrieron simulacros de ahogamiento al inicio de su cautiverio, según el diario ...
Un miliciano del EI hace una foto a sus compañeros con un teléfono celular
Un miliciano del EI hace una foto a sus compañeros con un teléfono celular (Reuters)

Washington, Damasco

Al menos cuatro rehenes occidentales del Estado Islámico (EI) en Siria, incluyendo el ejecutado periodista estadunidense James Foley, fueron torturados con simulacros de ahogamiento al comienzo de su cautiverio, dijo hoy The Washington Post.

Foley, cuya reciente ejecución a manos de los extremistas en represalia por los ataques aéreos estadunidenses en Irak provocó una indignación mundial, y otros secuestrados fueron torturados "varias veces", dijo el diario, citando a personas relacionadas con su secuestro.

Fuentes involucradas en los intentos de liberar a los rehenes confirmaron a la AFP que el simulacro de ahogamiento o submarino fue utilizado con al menos un rehén. El submarino fue usado por la CIA durante interrogatorios de supuestos terroristas tras los atentados del 11 de septiembre de 2011. El Post dijo que los prisioneros estaban en la provincia siria de Raqa, el núcleo del califato que el EI quiere instaurar en Irak y Siria.

De otra parte, Estados Unidos condenó hoy la retención de un grupo de cascos azules de la ONU por rebeldes sirios en la zona de los Altos del Golán, fronteriza con Israel, y pidió su liberación "inmediata" y "sin condiciones". En un comunicado, la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, condenó la violencia contra la misión e hizo un llamamiento a todas las partes a "abstenerse de amenazar o hacer daño a las fuerzas de la UNDOF e interferir en su misión".

El Departamento de Estado estadunidense subrayó su apoyo a la misión de las Naciones Unidas de Observación de la Separación en los Altos del Golán (UNDOF, por su sigla en inglés) para mantener el alto el fuego en la zona. La ONU confirmó que 43 cascos azules de Fiyi fueron detenidos hoy por un "grupo armado" en los Altos del Golán y a otros 81, filipinos, se les impide desplazarse por la misma zona.

Aunque la ONU no apuntó a ninguna organización en concreto, en declaraciones a Efe, el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abderrahmán, acusó al yihadista Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, de estar detrás de este secuestro. La Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación en los Altos del Golán (UNDOF) fue creada el 31 de mayo de 1974 a fin de supervisar el acuerdo de Siria e Israel, para la retirada de los Altos del Golán y vigilar que se mantiene el cese al fuego acordado entre las partes.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo hoy que no habrá ataques aéreos inmediatos en Siria, y explicó que Washington aún estaba diseñando una estrategia para el conflicto en ese país. "Aún no tenemos una estrategia", dijo Obama a la prensa poco antes de reunirse con sus asesores de seguridad en la Casa Blanca para planificar una respuesta al Estado Islámico (EI) en Siria.

"He visto en reportes de prensa elementos que indican que algunos están yendo un poco más lejos de donde estamos nosotros en este momento", añadió el presidente. Obama también anunció que enviará a su Secretario de Estado, John Kerry, al Oriente Medio para iniciar las articulaciones para un esfuerzo regional contra el EI con asociados en la región, en especial los países de mayoría sunita.

Obama, quien autorizó ataques aéreos contra el EI en Irak, dijo que acciones militares apenas contendrían el avance de ese grupo en el corto plazo, y que una erradicación permanente dependía de acciones políticas y diplomáticas a nivel regional.

Estabilizar a Siria

"Esto requerirá la estabilización de Siria en alguna forma", dijo Obama, quien mencionó la necesidad de hallar "sunitas moderados que sean capaces de gobernar". Obama añadió que Washington continuará "apoyando a la oposición moderada porque debemos ofrecer al pueblo de Siria una alternativa a Asad o al EI".

"No veo ningún escenario en el que Asad sería capaz de una forma u otra llevar la paz a una región que es predominantemente sunita. Hasta el momento nunca ha demostrado su voluntad de compartir el poder con ellos o buscan un acuerdo ", agregó el mandatario. Obama también se refirió a llamados formulados en la comunidad diplomática estadunidense, para que el gobierno acepte actuar junto al gobierno de Bashar al Asad, en la adopción de un mal menor frente al EI.

"No creo que exista una situación en la que tenemos que elegir entre Asad y el tipo de personas que realizar actos de la violencia increíble que hemos presenciado", dijo. En la visión de Obama, Asad ha perdido toda legitimidad después de arrojar bombas sobre familias inocentes o matar decenas de miles de personas, y alegó que sus fuerzas no tienen capacidad de penetrar en áreas donde el EI se tornó dominante.

Hace un año, Obama abandonó planes para atacar objetivos situados en Siria después de acusar a Asad de cruzar una "línea roja" al usar armas químicas. El abandono de esos planes se debió a la evidencia de que no tendrían apoyo del Congreso. "No quiero poner el carro delante de los bueyes. No tiene sentido pedir acción de parte del Congreso antes de saber exactamente qué precisaremos para hacer nuestro trabajo", expresó.

El ejército estadunidense ha llevado a cabo cientos de ataques aéreos en el norte de Irak desde el 8 de agosto contra posiciones de radicales. Estas acciones  han permitido que el ejército iraquí y las fuerzas kurdas vuelvan a tomar la estratégica represa de Mosul estaba en manos de los yihadistas.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el general Martin Dempsey, consideró que los yihadistas pueden "ser derrotados", siempre que también se centre la atención en Siria y no sólo en Irak.

Reacción opositora

Las declaraciones generaron una tormenta política casi de inmediato, ya que dirigentes del opositor partido Republicano reaccionaron al hecho de que presidente no tenía una estrategia para enfrentar a un grupo que oficiales del gobierno han definido como una amenaza al país. Auxiliares de la Casa Blanca se pusieron inmediatamente en acción para reforzar que la carencia de una estrategia se refiere únicamente a planes para atacar al EI en Siria.

Mientras, aviones del régimen sirio bombardearon hoy una vivienda que sirve de sede del Estado Islámico (EI) en el este de la provincia de Deir el Zur, cuando dirigentes y miembros de cortes religiosas estaban reunidos en ella. La mayoría de los congregados -de nacionalidad siria y extranjera- murieron o resultaron heridos en el ataque, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que no pudo precisar una cifra de víctimas.

La casa, en la localidad de Mohsen, pertenece al general retirado Sakr al Ahmed, apodado Abu Nidal, que juró lealtad al EI hace unas semanas. El EI se hizo con el control de amplias zonas de Deir el Zur en julio pasado, tras meses de combates con otras brigadas rebeldes sirias. El grupo radical también domina áreas de Irak, y ha proclamado un califato islámico en territorio sirio e iraquí.

Asimismo, el el Observatorio Sirio de Derechos Humanos afirmó hoy que el Estado Islámico (EI) ha ejecutado en las últimas 24 horas a 120 efectivos de las fuerzas del régimen sirio capturados tras haber huido del aeropuerto militar de Al Tabqa y en manos de los yihadistas desde hace cuatro días.

Según el OSDH, con sede en Londres, los soldados ejecutados estaban escondidos en un punto entre la localidad de Al Tabqa, en la provincia septentrional de Al Raqa, y la zona de Azraya. Un convoy del Ejército sirio enviado desde la ciudad de Al Salmiya a la zona no consiguió rescatar a estos militares, pero otra columna militar logró ayudar a unos 60 oficiales y soldados que también se encontraban escondidos cerca de Azraya.

La ONG indicó además que ayer perdieron la vida y resultaron heridos unos 27 miembros de las fuerzas leales al régimen sirio en combates librados en las cercanías de Azraya, en los que también murieron ocho yihadistas. Por su parte, foros de internet usados habitualmente por los yihadistas elevaron a 200 el número de los uniformados ejecutados ayer en esta zona.

"Los leones del califato (del EI) destruyeron un convoy nusari (del régimen alauí) que llegó para ayudar a los huidos del aeródromo de Al Tabqa, mató a más de 200 soldados e hizo prisioneros a otros 250 militares", aseguró la nota.

También apuntó que los yihadistas tomaron el control de las granjas de Al Ayraui, en la septentrional provincia de Alepo, y capturaron a otro número de soldados escapados de Al Tabqa en esa región. Ayer, el EI difundió un conjunto de fotografías de soldados sirios prisioneros, de ejecuciones sumarias y de armas capturadas en ese aeródromo militar.

Los combatientes del EI se hicieron el pasado domingo con el control total del aeropuerto de Al Tabqa, último bastión del régimen sirio en la provincia septentrional de Al Raqa.

Entonces, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó en un comunicado de que más de 170 efectivos del régimen, entre ellos oficiales y suboficiales, murieron en los combates, bombardeos y atentados suicidas durante la lucha por el control del aeropuerto. La comisión de Naciones Unidas que investiga las atrocidades ocurridas en Siria acusó ayer al EI de cometer de forma regular crímenes de guerra y contra la humanidad, incluidas torturas, asesinatos y violaciones.