EI azota y crucifica a hombre por robar limosnas en Siria

Los extremistas aplican la pena de muerte y castigos corporales en virtud de su interpretación estricta de la "sharía" o ley islámica.

El Cairo

Milicianos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) han castigado a un hombre con latigazos y la crucifixión tras encontrarlo culpable de malversación los fondos del "zaka" o limosna islámica, en el este de Siria, informó hoy el Observador Sirio de Derechos Humanos.

Los extremistas aplicaron el castigo ante decenas de personas, entre los que se encontraban niños, en una localidad de la provincia de Al Raqa, controlada por la organización yihadista, explicó la ONG en un comunicado.

Indicó, asimismo, que los ejecutores del castigo le colocaron un cartel sobre el pecho en el que se podía leer que había sido azotado y crucificado por malversar fondos del "zaka", por lo que fue obligado también a pagar una multa de 5,000 libras sirias, equivalentes a 2,600 dólares.

La religión islámica obliga a sus fieles a contribuir con el "zaka" o limosna, que es destinada a cubrir las necesidades de los más pobres.

Los extremistas aplican la pena de muerte y castigos corporales en virtud de su interpretación estricta de la "sharía" o ley islámica, en las zonas que controlan en Irak y Siria.

Entre otras restricciones han prohibido la venta y el consumo de alcohol y tabaco, y han impuesto el uso del "niqab", velo que tapa todo el cuerpo menos los ojos, a las mujeres.

A principios de enero pasado, tres hombres recibieron una serie de latigazos por parte de hombres del EI tras ser acusados de haber bebido alcohol en una localidad de la provincia siria de Deir al Zur (noreste).

El EI proclamó a finales de junio un califato en Irak y Siria, donde se ha hecho con el dominio de amplias partes del territorio.