Discute Congreso de EU armar a rebeldes sirios

Este plan fue presentado por el presidente Barack Obama para combatir a los militantes del Estados Islámico.
Los miembros de la Cámara baja tienen previsto aprobar la enmienda el miércoles, dijeron legisladores y asesores del Congreso.
Los miembros de la Cámara baja tienen previsto aprobar la enmienda el miércoles, dijeron legisladores y asesores del Congreso. (AP)

La Cámara de Representantes de Estados Unidos comenzó el martes a debatir una ley a fin de autorizar parte del plan del presidente Barack Obama de armar y entrenar a rebeldes moderados sirios para que combatan a los militantes islamistas, una medida que podría ser aprobada por el Congreso al final de la semana.

Los líderes republicanos de la Cámara baja dieron su venia al proyecto el lunes luego de una enmienda a otra legislación de financiamiento que el Congreso debe aprobar este mes, después de que Obama pidió a los legisladores dar luz verde a la iniciativa de entrenamiento como parte de un plan para detener a los insurgentes suníes que han tomado partes de Siria e Irak.

Los miembros de la Cámara baja tienen previsto aprobar la enmienda el miércoles, dijeron legisladores y asesores del Congreso.

Después, el texto legal será enviado al Senado para su aprobación, antes de que los legisladores dejen Washington para pasar las próximas seis semanas en campaña por las elecciones legislativas del 4 de noviembre.

El Senado, controlado por legisladores del Partido Demócrata al que pertenece Obama, tiene previsto aprobar la enmienda.

El presidente de la Cámara baja, John Boehner, dijo que considera que el pedido de Obama es "sólido" y que no ve razones para que el Congreso no lo autorice, aunque no cree que el plan más extenso del mandatario para detener a los rebeldes del grupo extremista Estado Islámico sea suficiente.

La enmienda permite al Pentágono entregar más adelante un pedido actualizado de fondos que pueden ser liberados bajo el presupuesto nacional si se requieren más recursos. Estas solicitudes podrán ser aprobadas sin el consentimiento del pleno del Congreso, ya que sólo requerirían autorización de una comisión legislativa.