Seguirán juicios contra ‘Baby Doc’ a pesar de su muerte

La Federación Internacional de Derechos Humanos señaló que el dictador haitiano Jean Claude Duvalier escapó a la condena pero no a la justicia ni el olvido.
Duvalier, luciendo un poco frágil, regresó sorpresivamente a Haití en 2011, permitiendo que las víctimas de su régimen buscaran procesarlo judicialmente.
Duvalier, luciendo un poco frágil, regresó sorpresivamente a Haití en 2011, permitiendo que las víctimas de su régimen buscaran procesarlo judicialmente. (Reuters)

La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) afirmó hoy que la muerte este sábado del expresidente haitiano Jean Claude Duvalier "no da por terminados los procesos judiciales contra su régimen".

El exdictador murió de un ataque al corazón a los 63 años en su casa próxima a Puerto Príncipe, en la que residía desde 2011 tras un exilio de 25 años en Francia, donde afrontó cargos por crímenes de lesa humanidad durante su mandato (1971-1986) pero no llegó a pagar por ellos.

Su fallecimiento, según subrayó la FIDH, tuvo lugar meses después de que el pasado febrero el Tribunal de Apelación de Puerto Príncipe decidiera restituir los cargos de crímenes de lesa humanidad contra él y ordenara una nueva investigación sobre estos.

"Falleció sin ser juzgado, pero estaba acusado de desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y torturas que había ordenado. Escapó a la condena, pero no a la justicia ni al olvido", indicó la ONG en un comunicado, en el que recordó que las víctimas han presentado una denuncia contra los acólitos del dictador.