Trump puede llevarnos a una guerra: Obama

El presidente de EU señala que si las posturas del virtual candidato del Partido Republicano tienen el “potencial de romper el sistema financiero internacional” los reporteros tienen la obligación ...
El largo historial de dichos del empresario debe ser examinado, aseguró en rueda de prensa.
El largo historial de dichos del empresario debe ser examinado, aseguró en rueda de prensa. (Carlos Barria/Reuters)

México

El presidente estadunidense Barack Obama dijo que si un candidato adopta “una postura sobre temas internacionales que puede iniciar una guerra o tiene el potencial de perjudicar nuestras relaciones fundamentales con otros países o puede romper el sistema financiero tiene que ser reportado por los periodistas”.

Lo anterior en alusión al candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, quien aparecía en el reality showThe Apprentice (El Aprendiz).

Obama declaró que el cargo que ocupa es “realmente serio”, al referirse a la posibilidad de que Trump se convierta en el candidato del Partido Republicano, y que el trabajo que desempeña “no es entretenimiento”.

Dijo que Trump tiene un largo historial que debe ser examinado y que es “importante tomarse en serio las declaraciones que hizo en el pasado”, por lo que pidió que se analice en detalle al multimillonario y no quedarse con el “espectáculo y el circo”.

El mandatario sugirió que la posición del magnate inmobiliario, que nunca ha ocupado cargos políticos antes, en asuntos internacionales “puede poner en riesgo el mundo”, así como las relaciones de EU con algunos de sus más importantes aliados.

EMBESTIDA DE 91 MDD

Priotiries USA, el principal comité de acción política que recauda dinero para la causa de un candidato y que apoya a Hillary Clinton, ya ha reservado 91 millones de dólares en avisos televisivos que comenzará a transmitir en junio. Además, empezaron a circular videos online que hacen quedar mal a Trump, difundidos por Priorities USA y por la campaña de Clinton, que son un adelanto de lo que se puede esperar en los próximos seis meses.

Por ahora, Priorities USA es la única agrupación tanto demócrata como republicana que ha delineado planes tan ambiciosos de cara a las elecciones de noviembre. Sus dirigentes dicen que tratarán de evitar lo que ven como el principal error de los rivales republicanos de Trump: no haberlo atacado con fuerza de entrada.

“Hay una razón por la que empezamos temprano”, afirmó Justin Barasky, portavoz de Priorities USA. “Nosotros nos tomamos en serio a Trump desde el comienzo, a diferencia de los republicanos”.

La estrategia publicitaria de la agrupación pondrá a prueba lo que ha sido un punto fuerte de la campaña de Trump: su capacidad de resistir, e incluso de beneficiarse de los avisos que lo hacían quedar mal.

Según el estudio, Priorities USA invertirá 4 millones de dólares por semana a lo largo de la mayor parte de junio. Los avisos mermarán en julio, en que las convenciones demócrata y republicana enfocarán la atención en los candidatos sin necesidad de gastar dinero, y la campaña se reanudará en agosto.

Cobrará intensidad entre septiembre y el día de las elecciones, el 8 de noviembre. Durante ese periodo invertirá 60 millones de dólares en avisos. La semana previa a la votación, destinará 8 millones a publicidad en los siete estados que se cree podrían inclinar la balanza.

La concentración de avisos más fuerte tendrá lugar en la Florida, donde la agrupación piensa gastar 23 millones de dólares, la mayor parte de ellos en Tampa y Orlando. También tiene contemplados 19,5 millones de dólares para Ohio, sobre todo en Cleveland, Akron y Columbus.

No hay campañas parecidas para empañar la imagen de Clinton, en parte porque Trump no ha aceptado donaciones grandes y ha tildado de “corruptos” a los grupos que recaudan cantidades ilimitadas de dinero para los candidatos.

:CLAVES

“BALA PERDIDA”

En la semana, Hillary Clinton dijo que una “bala perdida” no puede llegar a la Casa Blanca en alusión a Trump, además de que es “el clásico matón y bravucón” a quienes sus adversarios republicanos no supieron hacerle frente.

Clinton perdió el martes la primaria demócrata en Indiana, pero aún es la favorita para obtener la nominación del partido con una ventaja de más de 800 delegados sobre su rival, el senador Bernie Sanders.

En tanto Trump se convirtió esta semana en el virtual candidato republicano a la Presidencia de EU después de su aplastante victoria en las primarias de Indiana, que provocó la salida de sus dos últimos rivales, el senador por Texas Ted Cruz y el gobernador de Ohio, John Kasich.