Dominicanos celebran elecciones con Medina favorito para reelección

El actual presidente, Danilo Medina, del centrista Partido de la Liberación Dominicana, lidera las encuestas ante una oposición dividida ante las elecciones generales de hoy en el país caribeño.
Un periódico dominicano muestra una encuesta que refleja el favoritismo del actual presidente, Danilo Medina, ante las elecciones de hoy
Un periódico dominicano muestra una encuesta que refleja el favoritismo del actual presidente, Danilo Medina, ante las elecciones de hoy (AP)

Santo Domingo

Los dominicanos votarán este domingo en elecciones generales con el presidente Danilo Medina como favorito para gobernar por otros cuatro años a este país caribeño con una de las economías más pujantes de América Latina, pero que arrastra la desigualdad social.

Unos 6.7 millones de electores están convocados para ir a las urnas a partir de las 06:00 hora GMT (10:00 GMT), a elegir presidente de entre ocho candidatos, 32 senadores, 190 diputados y autoridades municipales, de una oferta de 26 partidos políticos.

Con la oposición debilitada por haberse dividido, la disputa presidencial, según las encuestas, parece definida a favor de la reelección de Medina en primera vuelta, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD, centro), en el poder desde hace doce años.

Pero su principal adversario, Luis Abinader, del socialdemócrata Partido Revolucionario Moderno (PRM), que salió de la fractura del otrora poderoso Revolucionario Dominicano (PRD), apuesta porque Medina no logre el 50% más uno de los votos y poder ir a segunda ronda.

En un país que ha vivido historias traumáticas con la dictadura de Trujillo (1930-1961), intervenciones de Estados Unidos y perpetuaciones en el poder (Joaquín Balaguer), la hegemonía que está consolidando el PLD preocupa a algunos sectores.

"Lo que hay es un partido hegemónico. Si esto sigue así, podría traer al país un sistema de partido único. El desafío de la oposición es cambiar eso, decidir si se sigue dividiendo o se articula y forja por lo menos" una agrupación opositora importante, afirmó la analista Rosario Espinal, de Temple University.

Medina, un economista y estratega político de 64 años, ganó en 2012 para un período de cuatro años sin opción a reelección inmediata, pero en 2015 impulsó una reforma constitucional que le permitió buscar un segundo mandato, tras acuerdos políticos con opositores.

Crecimiento con pobreza

Medina, considerado el presidente más popular de América Latina por la consultora mexicana Mitofsky, tiene a su favor el dinamismo que tiene este país turístico, con un crecimiento de 7% del PIB, y su cercanía con la gente en su estilo de gobernar.

"Yo voy a votar por Danilo porque ha trabajado por el país, va a ganar porque la gente lo sigue", afirmó Domingo de la Rosa, remolcador de las carretas que transportan la caña de azúcar en La Romana, en el sureste del país.

Pero los críticos del presidente le señalan el aumento de la inseguridad ciudadana y la persistencia de la desigualdad social, pues pese al crecimiento económico la pobreza golpea a 40% de los diez millones de dominicanos y el desempleo al 14% de la fuerza laboral.

Según la ONG británica Oxfam, el 20% de la población dominicana más pobre no recibe ni el 5% de las riquezas del país, mientras que otro 20% de los más ricos se beneficia en un 50% del patrimonio nacional. "Todo está caro, el combustible, la comida. Tenemos mucha pobreza y hay poco empleo", comentó William Mercedes, un obrero agrícola de 50 años de la provincia nororiental El Seibo.

Medina asegura que en un segundo mandato creará miles de empleos, reforzará sus programas sociales, y gobernará con mayor transparencia. Sus adversarios le han señalado no haber investigado casos de corrupción que atribuyen a gobiernos del PLD.

"Él no es un reformista de corazón, y evitará cualquier reforma que erosione la base de apoyo del PLD", según el centro de análisis Eurasia Group, con sede en Nueva York. Por su parte, Abinader, un adinerado empresario de 48 años, que se presenta como "la cara del cambio", promete austeridad en el gasto público y mejorar la seguridad ciudadana y la calidad de vida de los dominicanos.

"Nadie (ni Medina ni Abinader) quiere arriesgarse a separarse de esa mayoría conservadora de los estratos sobre todo superiores de la sociedad dominicana y también gran parte de la clase media", aseguró a la AFP el politólogo Rafael Toribio Domínguez, ex rector del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

En un país de fuerte clientelismo político, candidatos opositores denunciaron el sábado ante observadores internacionales el enorme despliegue en la campaña electoral de recursos del oficialismo. Unos tres mil observadores nacionales e internacionales seguirán las elecciones, que estarán vigiladas por unos 60 mil efectivos militares y policías.

Las urnas, distribuidas en 16,067 colegios electorales, cerrarán a las 18:00 hora local (22:00 hora GMT), tras lo cual la Junta Central Electoral (JCE) iniciará un escrutinio de votos electrónico y manual.