Doble atentado suicida en el centro de Damasco

Los suicidas hicieron explotar dos coches bomba contra el edificio de la Radio y la Televisión pública siria, mientras siete trabajadores humanitarios fueron secuestrados.
En este video de la televisora oficial siria puede verse el lugar del estallido de los dos coches bombas
En este video de la televisora oficial siria puede verse el lugar del estallido de los dos coches bombas (AFP)

Damasco

Dos atentados suicidas con coches bomba tuvieron lugar hoy al anochecer en el centro de Damasco, sin que se registrasen víctimas, según el ministro de la Información. "Dos coches bomba conducidos por kamikazes estallaron en la entrada de la Plaza de los Omeyas", indicaron la agencia oficial SANA y la televisión estatal siria.

El ministro de la Información, Omran al Zohbi, afirmó en la televisión oficial que la doble explosión, contra el edificio de la Radio y la Televisión pública siria, no causó víctimas. "No hubo víctimas en esos ataques, todos los empleados están bien", declaró. "Yo no estoy sorprendido por esta agresión, pues nosotros sabemos que expresa la incapacidad de esos grupos terroristas armados de lograr sus fines", dijo.

El régimen sirio emplea el adjetivo "terrorista" para designar a los rebeldes que tratan de derrocar al régimen del presidente Bashar al Asad. Cada uno de los vehículos contenía unos cien kilogramos de explosivos, que causaron daños materiales en la pared del edificio, agregó una fuente en el lugar citada por SANA.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos apuntó que dos fuertes explosiones se oyeron en el centro de la capital como consecuencia de dos coches bomba conducidos por suicidas en las inmediaciones de la citada sede. Este grupo con base en Londres y una amplia red de activistas en el terreno descartó también que haya muertos o heridos por el ataque.

El centro de Damasco ya ha sido escenario de distintos atentados desde que estalló el conflicto en el país en marzo de 2011, lo que ha causado más de cien mil muertos y millones de desplazados y refugiados, según datos de la ONU.

De otra parte, seis empleados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) han sido secuestrados hoy, junto con un voluntario de la Media Luna Roja de Siria, en el noroeste del país, informó la organización humanitaria. El secuestro fue perpetrado por un grupo de hombres armados sin identificar en una zona próxima a la ciudad de Sarequeb, en la gobernación de Idlib.

El grupo que sufrió el secuestro había viajado el pasado día 10 a Idlib para evaluar la situación médica en varios hospitales de esta jurisdicción y distribuir suministros médicos, y su captura ocurrió cuando estaba en la ruta de regreso a Damasco. El vehículo en el que viajaban estaba claramente identificado con el emblema de la institución humanitaria, independiente y sin ninguna connotación religiosa.

"Pedimos la liberación inmediata e incondicional de nuestros siete colegas", dijo hoy en una declaración el jefe del CICR en Siria, Magne Barth, quien indicó que a pesar de este grave incidente el CICR "continuará sus actividades humanitarias en Siria y en los países vecinos en favor de los refugiados".

En una declaración difundida en Ginebra, el responsable recordó que los colaboradores tanto del CICR como de la Media Luna Roja de Siria trabajan sin descanso para aportar de manera incondicional asistencia humanitaria a quienes más lo necesitan en todo Siria.

Recordó que ambas organizaciones aportan ayuda en este país en guerra, sea que las víctimas se encuentren a uno u otro lado de la línea de combate, y que incidentes como el de hoy tienen un efecto potencialmente negativo en su capacidad para cumplir con su misión humanitaria.

Asimismo, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha evacuado a 1,500 residentes de la localidad de Muadamiya al Sham, al suroeste de Damasco, por el deterioro de la situación, dijo hoy a Efe una portavoz del organismo en Siria, Rima Kamal. Kamal explicó que la operación se llevó a cabo anoche en cooperación con las autoridades y afirmó que esperan evacuar a más personas en breve.

"La situación en Muadamiya es mala, lleva asediada desde hace mucho tiempo y hay bombardeos continuos", afirmó. Kamal destacó que los habitantes de este suburbio damasceno no podían salir ni hacer una vida normal. Los evacuados han sido trasladados a un centro de acogida en la zona de Al Qudisiya, al noroeste de la capital.

Por su parte, el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, señaló a Efe por teléfono desde Londres que esta mañana centenares de personas salieron de Muadamiya al Sham, en el marco del acuerdo alcanzado entre las autoridades y varias organizaciones humanitarias para sacar a los civiles.

Abderrahman subrayó que hay escasez de alimentos y de equipamiento médico en esta población, donde los rebeldes controlan grandes partes desde hace casi un año. En ese sentido, aseguró que hace dos meses dos menores fallecieron por una enfermedad derivada de la malnutrición que sufrían.

El activista descartó que la evacuación tenga algo que ver con el ataque con armas químicas del 21 agosto pasado, que afectó varias zonas de la periferia de Damasco, entre ellas Muadamiya, del que los opositores acusan al régimen, que, por su parte, lo niega.

El conflicto en Siria estalló en marzo de 2011 y ha derivado en una sangrienta guerra civil que ha causado más de cien mil muertos, según datos de la ONU; cifra que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos eleva a más de 115 mil.