Reportan tiroteo afuera del parlamento de Canadá

Un soldado canadiense fue herido de bala cuando montaba guardia en un monumento cerca del Parlamento en Ottawa. De acuerdo con testigos hubo al menos 20 disparos.

Ottawa, Canadá

Un soldado canadiense fue herido de bala cuando montaba guardia en un monumento cercano al Parlamento en Ottawa, hacia donde fueron movilizados decenas de policías como refuerzos, según testigos presentes en el lugar.

Efectivos de la policía fuertemente armados fueron desplegados en torno a las oficinas del Primer Ministro canadiense Stephen Harper y del Parlamento federal hacia el cual, según testigos interrogados, se dirigía un hombre armado después de disparar contra el soldado.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, abandonó el parlamento y fue puesto a salvo, reportó la televisión local.

"Un hombre entró corriendo al Parlamento. Fue perseguido por policías armados con fusiles que gritaban a todo el mundo que se pusieran a cubierto", dijo Marc-André Viau, un funcionario del Parlamento que estimó haber escuchado "una veintena de disparos de arma automática" dentro del recinto.

Medios locales hablan de "dos hombres con fusiles", pero la Policía no se ha pronunciado sobre este punto.

El diputado del gobernante Partido Conservador Bob Zimmer dijo en su cuenta de Twitter que el autor de los disparos fue abatido por los agentes. 

El agente de la policía Marc Soucy informó que se hicieron disparos en tres sitios de la capital canadiense: El Memorial, el parlamento y el centro comercial Rideau.

Horas después, el ministro canadiense de Empleo, Jason Kenney, informó en su cuenta oficial de Twitter que el soldado herido durante el tiroteo había muerto.

Kenney envió sus "condolencias a la familia del soldado muerto y oraciones por el guarda parlamentario herido" y subrayó que "Canadá no será aterrorizada o intimidada".

El incidente tuvo lugar dos día después de que un soldado fuera atropellado por un joven de 25 años que murió después por disparos de la policía, un suceso que fue considerado como un ataque terrorista por el Gobierno.

Las autoridades elevaron el martes en un grado el nivel de alerta terrorista, de bajo a medio.