Disparan contra pacientes en hospital de Sudán del Sur

El grupo Médicos sin Fronteras señaló que la violencia extrema y la falta de respeto por los trabajadores de la salud en Sudán del Sur han hecho su trabajo casi imposible.

Yuba

El grupo de asistencia humanitaria Médicos Sin Fronteras denunció que sus miembros destacados en este país encontraron los cadáveres de al menos 14 personas en un hospital en Malakal durante el fin de semana y que muchos de los fallecidos recibieron disparos de arma de fuego cuando estaban en sus camas.

Médicos sin Fronteras señaló el miércoles en un comunicado que la violencia extrema y la falta de respeto por los trabajadores de la salud en Sudán del Sur han hecho su trabajo casi imposible.

Rebeldes que combaten al gobierno tratan de arrebatar el control de la ciudad de Malakal, capital de un estado productor de petróleo.

El líder del grupo Raphael Gorgeu dijo que las instalaciones de Médicos Sin Fronteras en los pueblos de Leer y Bentiu fueron saqueadas y destruidas por completo.

Agregó que la organización no quiere salir de Sudán del Sur pero debe preocuparse por la seguridad de sus trabajadores.