Discuten en Argentina por despenalización de drogas

El país latinoamericano se suma aún sin posición  a la discusión internacional comenzada hace cuatro décadas por Estados Unidos.
La iniciativa contempla permitir la autoproducción de mariguana.
La iniciativa contempla permitir la autoproducción de mariguana. (Milenio)

Buenos Aires

La despenalización de las drogas abrió hoy un debate en Argentina luego de que el funcionario encargado del combate al narcotráfico se pronunciara a favor de legalizar todos los estupefacientes.

“El modelo actual de lucha contra las drogas ha fracasado en el mundo y se deben dar nuevos paradigmas, hay que discutir la despenalización del consumo de todas las drogas”, expresó el secretario de Seguridad, Sergio Berni.

 “Hay que discutir una nueva forma de regular no sólo el consumo sino la cadena de producción y la comercialización de todas las drogas, no entiendo por qué unas sí y otras no, si los efectos psicoactivos son exactamente iguales”, añadió.

En respuesta, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, advirtió que no hay una posición oficial del gobierno con respecto a un tema tan delicado.

“Todo gobierno tiene una cantidad de áreas y funcionarios que expresan diversidad de opiniones, pero no hay una posición oficial emanada de la presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) respecto a este tema”, aclaró.

El funcionario explicó que “propiciar un debate no significa tomar una posición por éste”, sobre todo porque en este caso es la presidenta la que debe plantear, con precisión y claridad, una postura.

“No tengo instrucción de propiciar un debate de esa naturaleza, aunque respeto la posición de todos los funcionarios, lo que hay que pensar es una nueva manera donde los estados puedan ser parte de la regularización del consumo de drogas“, refirió.

Argentina se sumó así a la discusión internacional sobre el fracaso de la guerra contra las drogas impulsada por Estados Unidos desde hace cuatro décadas y que ha dejado más muertos que el consumo mismo de los estupefacientes.

La polémica es inevitable, además, por la vecindad con Uruguay, que en diciembre se convirtió en el primer país del mundo en legalizar la producción, venta y consumo de la mariguana, aunque recién estará disponible en farmacias el año próximo.