Diputados alemanes aprueban extender la ayuda a Grecia

Tras la votación en Berlín, ganada por mayoría aplastante, el primer ministro griego Tsipras prometió "empezar a trabajar duro" para llevar adelante las reformas necesarias.
Diputados alemanes votan la extensión de la ayuda a Grecia en el parlamento de Berlín
Diputados alemanes votan la extensión de la ayuda a Grecia en el parlamento de Berlín (AFP)

Berlín, Atenas

Los diputados alemanes aprobaron hoy por mayoría aplastante la extensión por cuatro meses del programa de ayuda financiera a Grecia, acordada el martes por la eurozona. No cabía ninguna duda sobre el visto bueno del Bundestag, a pesar de la línea dura adoptada por Berlín en sus negociaciones con Atenas.

Los partidos de la coalición -conservadores de la canciller Angela Merkel y socialdemócratas- disponen del 80% de los 631 escaños de la cámara baja, y la oposición -Verdes e izquierda radical- también apoyaba el texto. Tras el voto, el primer ministro griego Alexis Tsipras prometió "empezar a trabajar duro" para implementar reformas vitales en el país.

"El parlamento alemán dio a Europa un voto de confianza hoy" dijo Tsipras a la emisora televisiva Euronews. "Europa ha reconocido ahora que Grecia abrió un nuevo capítulo. Empezamos a trabajar duro, para cambiar a Grecia dentro de una Europa que está cambiando de rumbo", aseguró.

Antes de la votación, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, había lanzado un alegato a favor de Europa, exhortando a los parlamentarios a aprobar el texto, si bien, afirmó, no era "una decisión sencilla".

Sin chantajes

Los diputados decidieron prolongar cuatro meses el programa de ayudas que elaboraron los acreedores internacionales de Atenas en 2012. Schäuble intentó tranquilizar a la opinión pública, insistiendo en el hecho de que no se trata de conceder "miles de millones a Grecia" o de modificar los términos del anterior contrato con el país.

"Se trata, ante todo, de conceder un plazo a Grecia para poder cerrar con éxito el programa" de ayudas de 2012, que preveía un préstamo de 140 mil millones de euros al país mediterráneo, recordó.

El acuerdo de extensión del préstamo fue alcanzado el martes al cabo de un intenso pulso entre Berlín y Atenas, en el que ambos endurecieron el tono, sobre todo, Schäuble y su homólogo griego, Yanis Varoufakis.

Schäuble volvió a criticar hoy al gobierno griego, asegurando que la solidaridad entre países europeos no significa "que uno pueda chantajear al otro", y pidió a Atenas que siga "las medidas (de rigor) necesarias".

Tsipras anunció hoy que el Gobierno griego presentará el lunes en el Parlamento su primer borrador de ley, que estará centrado en combatir la crisis humanitaria. En una intervención televisada ante el Consejo de Ministros, Tsipras dijo que proponía que esta fuera la primera ley por el alto valor "simbólico" que ha dado el Gobierno a este problema.

La ley establece ofrecer hogar a 30 mil personas sin techo y luz gratuita a miles de personas que viven bajo el umbral de la pobreza, señaló el primer ministro. Además anunció para esa misma semana leyes para prohibir los desahucios de las primeras viviendas y para mejorar las posibilidades de pagar a plazos las deudas a Hacienda y a la Seguridad Social.

Durante los próximos días se unificará además todo el material sobre la investigación realizada a personas que han sacado dinero del país, en un primer paso en la lucha contra la evasión fiscal, añadió Tsipras. Para el jueves está prevista la presentación del borrador de ley para la reapertura de la radiotelevisión pública ERT, cerrada por el Gobierno anterior en junio de 2013.

Imprecisión productiva

Por su parte, Estados Unidos pidió a Atenas precisiones sobre las reformas previstas y sus proyectos en materia de privatizaciones, indicó hoy la embajada estadunidense en Grecia, tras la visita oficial al país europeo de Amanda Sloat, quien está a cargo de Grecia y Turquía en el departamento de Estado de EU.

Sloat se entrevistó con varios responsables del gobierno griego formado tras las elecciones del 25 de enero y juzgó necesario que "Grecia brinde detalles sobre sus propuestas de reformas", según el comunicado de la embajada.

Varoufakis declaró, también hoy, que había presentado un programa de reformas deliberadamente impreciso para conseguir el visto bueno de los parlamentos de la eurozona. Atenas tuvo que entregar, a principios de semana, una lista de reformas, a cambio de recibir 7,200 millones de euros del programa de ayudas, que aún estaban pendientes de cobro.

Grecia necesita ese apoyo financiero para mantener su economía a flote, tras años de medidas de austeridad. Su PIB volvió a contraerse en un 0.4% en el cuarto trimestre de 2014 respecto al anterior, anunció hoy la oficina griega de estadísticas.

El documento elaborado por Atenas no contiene plazos ni compromisos cifrados, pero es una decisión deliberada, explicó Varoufakis en el canal de televisión Antenna TV, hablando de "una imprecisión productiva". El ministro explicó que varios de sus homólogos europeos le pidieron que no diera cifras para no impedir la aprobación de sus parlamentos.

El gobierno griego anunció hoy, además, un proyecto de ley para reabrir la televisión pública ERT, cuyo cierre fulminante en 2013 por parte del precedente gobierno conservador causó gran sorpresa dentro y fuera del país. Desde 2010, los alemanes siempre relacionaron las ayudas a Grecia con estrictas condiciones, insistiendo en que el país había provocado sus propios males, al favorecer la corrupción y el clientelismo.

También Portugal y España, con gobiernos conservadores, se sumaron al coro de críticas contra el gobierno griego y exigieron que cumpla a rajatabla sus compromisos, en parte porque temen que un posible éxito de Tsipras le dé alas a la izquierda en ambos países.

Despedidos regresarán

Fuentes del gobierno griego adelantaron hoy que todos los trabajadores despedidos que deseen regresar al ente público podrán hacerlo. Tsipras recalcó que esta iniciativa no supondrá un coste para el Estado (los ciudadanos pagan un canon por la televisión pública), y por tanto no va en contra del espíritu del acuerdo con el Eurogrupo sobre la prórroga de la asistencia financiera.

Grecia se comprometió en el acuerdo firmado hace una semana a no emprender unilateralmente ninguna medida que pueda tener consecuencias presupuestarias.

El primer ministro añadió que no habrá revanchismo hacia los trabajadores que se cambiaron a la televisión pública instalada posteriormente por el Gobierno de Andonis Samarás y aseguró que habrá un periodo transitorio de un año hasta que la nueva radiotelevisión pública pueda funcionar al completo.

Tsipras señaló que si bien estas serán las primeras leyes, a partir de la próxima semana comenzará también el trabajo para sacar adelante numerosas reformas en la administración pública, para modernizarla y liberarla del clientelismo del pasado.

Como ejemplo citó el plan de crear servicios electrónicos al ciudadano, con los que el Gobierno pretende reducir el contacto directo con los funcionarios para poner así coto a las prácticas de la pequeña corrupción cotidiana.

Tsipras defendió además la decisión de hoy de revocar dos permisos en la mina de oro de Skuriés, en la península de Calcídica, una zona de gran potencia turística en el norte de Grecia.

Recalcó que esta suspensión se ha hecho para controlar que se respetaron las leyes cuando se otorgaron los permisos en cuestión. "Nuestro objetivo es proteger a la vez el medio ambiente y el interés público", dijo Tsipras.

Asimismo, anunció que la próxima semana la coalición Syriza 8en el poder) solicitará al Parlamento el establecimiento de una comisión de investigación para esclarecer las condiciones bajo las cuales "entramos en los memorandos" (programas de rescate) y para depurar responsabilidades políticas.