Diputada opositora denuncia "zona liberada" en lugar donde murió Nisman

Elisa Carrió declaró hoy ante la fiscal Fein, quien investiga la muerte del fiscal que denunció a la presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento de terroristas.
Elisa Carrió presentó material que "aborda cuestiones que considera importantes para el esclarecimiento del crimen del fiscal" Nisman
Elisa Carrió presentó material que "aborda cuestiones que considera importantes para el esclarecimiento del crimen del fiscal" Nisman (EFE)

Buenos Aires

La diputada opositora argentina Elisa Carrió denunció hoy la existencia de una "zona liberada" en torno a la vivienda del fiscal Alberto Nisman, cuando en enero pasado murió en circunstancias no aclaradas después de denunciar a la presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento de terroristas.

Carrió declaró hoy ante la fiscal Viviana Fein, encargada de investigar la muerte de Nisman, quien fue hallado sin vida en su casa con un tiro en la cabeza el pasado 18 de enero. En un comunicado, la diputada de la Coalición Cívica especificó que no detallará el contenido de su declaración, pero señaló los ejes de un escrito y cinco anexos que presentó ante la Justicia argentina.

Según dijo, presentó material que "aborda cuestiones que considera importantes para el esclarecimiento del crimen del fiscal" y los atentados contra la Embajada de Israel en Argentina (1992) y a la mutualista judía AMIA (1994).

Además, otro escrito está centrado en el memorándum de entendimiento con Irán que Argentina firmó en 2013, el cual aparece en la denuncia de Nisman como un instrumento clave para el supuesto plan de encubrimiento.

Según el comunicado, Carrió también escribió sobre la muerte del fiscal Nisman, que consideró un "tercer atentado terrorista", y de la existencia de una "zona liberada" (sin seguridad), en la que vinculó a fuerzas de seguridad federales, al jefe del Ejército, César Milani, y al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Son "líneas de investigación precisas que ya tienen requerimiento por parte del fiscal Guillermo Marijuan por zona liberada de las fuerzas de seguridad", señaló el comunicado.

Carrió apuntó contra la empresa de seguridad encargada de custodiar el edificio donde vivía Nisman, a la que considera una "pantalla" de la ex Secretaría de Inteligencia de Argentina. También declaró sobre unas supuestas conexiones del caso con la inteligencia iraní en Uruguay.

Nisman, el fiscal especial encargado de investigar el atentado contra la AMIA que dejó 85 muertos en 1994, acusó a Cristina Fernández, al canciller Héctor Timerman y a varios colaboradores del oficialismo de orquestar un plan para exculpar a los sospechosos iraníes de haber realizado el ataque.

El memorándum de entendimiento, que nunca fue ratificado por Irán, aparece como la pieza clave en un supuesto acuerdo para levantar las circulares rojas de Interpol emitidas contra los sospechosos a cambio de la venta de petróleo iraní a Argentina.

El fiscal fue hallado muerto en su casa la víspera de comparecer ante el Congreso argentino para detallar su denuncia y, más de tres meses después, la investigación no ha arrojado certezas sobre las circunstancias de su fallecimiento.