Diputada opositora acusa a Cristina K de encubrir muerte de fiscal

La denuncia de Elisa Carrió alcanza a la procuradora general y al jefe del Ejército, mientras un empresario ligado a la presidenta fue citado a declarar por lavado de dinero.
La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, escucha el himno de su país durante su reciente visita a Pekín
La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, escucha el himno de su país durante su reciente visita a Pekín (Reuters)

Buenos Aires

La diputada opositora argentina Elisa Carrió denunció hoy en la Justicia a la presidenta Cristina Kirchner por encubrimiento en la misteriosa muerte del fiscal Alberto Nisman, investigador del atentado antijudío de 1994, informó a la AFP una fuente legislativa.

La denuncia alcanza a la procuradora general Alejandra Gils Carbó (jefa de fiscales) y al jefe del Ejército, general César Milani, entre otros funcionarios que según Carrió obstaculizan la investigación y ejercen presiones sobre los magistrados.

Nisman apareció muerto en su apartamento el 18 de enero, tras haber denunciado cuatro días antes a Kirchner por presunto encubrimiento de ex gobernantes iraníes acusados por Nisman desde 2004 de la bomba en la mutual judeo-argentina AMIA con saldo de 85 muertos y 300 heridos.

"La Presidente esgrime sus certezas sobre el asesinato de un fiscal sin hacer la denuncia que le corresponde de acuerdo a lo que señala la Constitución", dijo Carrió en su escrito a la fiscal investigadora Viviana Fein, indicó una portavoz del partido de la legisladora que pidió reserva de identidad.

El caso de Nisman está caratulado "muerte dudosa", con hipótesis de homicidio, sucidio o suicidio inducido. La reacción del gobierno fue acusar a Carrió, una ex candidata presidencial de centroderecha en 2007 derrotada por Kirchner, de "generar zozobra en la sociedad", dijo en rueda de prensa el secretario general de la presidencia, Aníbal Fernández.

"Carrió busca proteger a su amigo Antonio 'Jaime' Stiuso (un poderoso jefe de inteligencia desplazado por Kirchner). Ella está sucia como una papa (cubierta de tierra) porque es la amiga de Stiuso", dijo Fernández. Carrió, en plena campaña electoral y aliada del presidencialista de derecha Mauricio Macri, es una habitual denunciante en los tribunales.

La sociedad argentina está dividida entre los que creen que la muerte enigmática de Nisman nunca será esclarecida, los que aseguran que fue una víctima del gobierno y los que denuncian un complot institucional de espías echados por Kirchner.

La legisladora dijo que la oscura muerte del fiscal "es una operación de quien es capaz de matar y lo ha probado con delitos de lesa humanidad: Milani, ex jefe de inteligencia militar", agregó la diputada a radio Mitre. Milani está acusado en la justicia por la desaparición de un soldado en la dictadura (1976-83) cuando revistaba como teniente.

Otra reacción del gobierno fue anunciar haber enviado a 535 congresistas de Estados Unidos una carta en la que rechaza las acusaciones de encubrimiento y advierte haber sido el que promovió la acusación contra Irán. La carta recuerda que Argentina pidió a EU que se incluya el tema del atentado a la AMIA en su diálogo con Irán.

Los fiscales de la Justicia argentina anunciaron hoy la convocatoria de una marcha del silencio para el 18 de febrero, cuando se cumpla un mes de la muerte de Alberto Nisman.

El fiscal Carlos Stornelli reclamó junto a sus colegas comprender el significado de la muerte de Nisman e invitó a la ciudadanía a marchar el 18 de febrero: "Que el silencio signifique la paz que necesitamos", dijo en una declaración conjunta ante la prensa con sus colegas.

Stornelli advirtió: "La muerte macabra debe movilizar a una toma de conciencia de que Nisman fue el primer caso pero podría no ser el último". El fiscal Guillermo Marijuan ratificó que la manifestación que recorrerá pleno centro de Buenos Aires -desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo donde se encuentra la Casa de Gobierno- será un homenaje al fallecido fiscal.

"No es una marcha contra nadie", dijo Marijuan tras pedir a los asistentes que lleven "sólo haya banderas argentinas". Otro fiscal, José María Campagnoli, pidió respeto por "el trabajo, la independencia y la libertad de investigar de los fiscales", al respaldar la convocatoria a la marcha.

Citado a indagatoria

De otra parte, el empresario argentino Lázaro Báez, vinculado a la presidenta, Cristina Kirchner y a su marido, Néstor Kirchner, hoy fallecido, fue citado a prestar declaración indagatoria por supuesto lavado de dinero en la compra de un campo al oeste del país, informó hoy la prensa.

El juez federal Sebastián Casanello citó a indagatoria a Báez para el próximo 13 de marzo, según indicaron fuentes judiciales al diario Clarín. Báez fue administrador de al menos un hotel propiedad de la mandataria en la provincia de Santa Cruz, en la Patagonia argentina.

La oposición también ha denunciado que Báez posee sociedades comerciales con los Kirchner y que ha obtenido contratos millonarios en obras públicas en esa región del extremo sur argentino.

La Cámara Federal (tribunal) había informado esta semana que "resulta impostergable escuchar en indagatoria a Lázaro Antonio Báez" para completar el proceso con todos los acusados - cuatro en total - que participaron en la compra de los campos de una estancia en Mendoza, provincia al pie de la cordillera de los Andes, al oeste de Buenos Aires.

En diciembre, el fiscal Guillermo Marijuán había pedido la indagataoria de Báez por la compra sospechosa de varios campos en Mendoza en diciembre de 2010, a nombre de Leonardo Fariña, un supuesto socio del empresario que está preso desde mediados de 2014. Se trata de un total de 3,400 hectáreas que habrían adquirido por cinco millones de dólares pagados en efectivo.

El tribunal indicó que el propio Fariña -preso por evasión de impuestos en la compra del campo- declaró que Báez le dio el dinero para hacer la compra en Mendoza, indicaron las fuentes al diario.

Báez lleva largo tiempo en la mira de la justicia en Argentina e incluso en Suiza, donde el Ministerio Público de la Confederación Helvética (MPC) pidió en mayo del año pasado asistencia a la justicia local para obtener información sobre el presunto origen criminal de 22 millones de dólares hallados en cuentas de bancos en Ginebra a nombre de este empresario.

El MPC tiene abierta una investigación penal por lavado de dinero contra Lázaro Báez "y otros" desde el 25 de abril de 2013. Pero hasta ahora "el análisis no permitió determinar si los fondos tienen un origen corrupto", precisó el ministerio suizo.