Dimite un parlamentario japonés famoso por sus histéricos lloros

El video en el que Ryutaro Nonomura, de 47 años, miembro de la asamblea regional de Hyogo, llora al pedir perdón por un presunto caso de malversación de fondos, acumula dos millones de visitas en ...
Nonomura rompió a llorar durante la rueda de prensa en que admitió haber malgastado dinero público
Nonomura rompió a llorar durante la rueda de prensa en que admitió haber malgastado dinero público (Facebook)

Tokio

Un parlamentario de una asamblea regional de Japón, que se hizo famoso por sus histéricos lloros cuando pedía perdón por un presunto caso de malversación de fondos, presentó hoy finalmente su dimisión por el uso injustificado de los mismos, informó hoy una fuente oficial. "Los partidos políticos presentaron una demanda contra él", indicó un responsable del parlamento regional, que aceptó hoy su dimisión.

El vídeo, que acumula dos millones de visitas en el portal Youtube y ha sido objeto de múltiples parodias, muestra a Ryutaro Nonomura, de 47 años, miembro de la asamblea regional de la prefectura de Hyogo (oeste del país), en una rueda de prensa celebrada la semana pasada en la que trató de explicar unos gastos injustificados.

A principios de julio, Nonomura apareció en una rueda de prensa en Kobe para explicar uno de sus múltiples viajes y estancias en balnearios por un montante de 30 mil euros. En total, el político habría realizado unos dos mil. Las disculpas, normalmente solemnes y contenidas en Japón, se convirtieron en un inesperado espectáculo de tres horas de lloros y gritos de desesperanza ante un público dividido entre el estupor y las ganas de reír.

Nonomura admitió haber gastado unos 3 millones de yenes (21,580 euros/29,500 dólares) en fondos públicos en 195 viajes realizados durante el pasado ejercicio fiscal -más de un centenar de los cuales fueron a un balneario de la prefectura de Hyogo- y no haber presentado ni una sola factura o justificante.

Cuando el político se dispone a explicar la razón de los viajes y del gasto de fondos públicos para financiarlos, rompe a llorar de forma ostentosa y a balbucear frases, y posteriormente comienza a chillar, a patalear y a dar golpes en la mesa mientras sigue hablando con la respiración entrecortada.

Desde la publicación del vídeo, que suscitó una cascada de reacciones entre la clase política nacional, el parlamento regional ha recibido unas cuatro mil reclamaciones de electores que exigían a Nonomura el reembolso del dinero, según los medios de comunicación. La investigación de este caso de corrupción señala que el dinero malversado podría ser superior. El interesado, impactado por su popularidad, prefiere ahora guardar silencio.

El político ha dado este paso ante la repercusión alcanzada por el caso y por la presión del presidente de la asamblea de Hyogo, Tadao Kajitani, y del partido político mayoritario en esta cámara, el gobernante Partido Liberal Democrático (PLD). Durante la viral y lacrimógena rueda de prensa, que duró tres horas, Nonomura dijo que no recordaba los detalles de los viajes en cuestión y afirmó que había borrado todos los datos relacionados con los mismos que almacenaba en su ordenador personal.

El político japonés se ha ofrecido a devolver las cantidades gastadas, según revelaron fuentes de la asamblea de Hyogo a la agencia Kyodo.