Dimite la ministra de Sanidad española por caso de corrupción

Ana Mato es acusada por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz de haber participado de las "mordidas" recibidas por su ex marido, el ex alcalde de la localidad madrileña de Pozuelo.
La ministra de Sanidad española, Ana Mato, durante una sesión de control en el senado español el pasado 14 de octubre
La ministra de Sanidad española, Ana Mato, durante una sesión de control en el senado español el pasado 14 de octubre (AFP)

Madrid

La ministra española de Sanidad, Ana Mato, implicada en un caso de corrupción que afecta al gobernante Partido Popular, anunció hoy su dimisión. "He decidido presentar mi dimisión como ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. No quiero, bajo ningún concepto, que mi permanencia en esta responsabilidad pueda ser utilizada para perjudicar al Gobierno de España, a su Presidente [Mariano Rajoy] ni tampoco al Partido Popular", dijo la ministra en un comunicado.

El juez de la Audiencia Nacional de España Pablo Ruz propuso llevar al banquillo a 43 de los más de cien imputados en el caso Gürtel, entre ellos a Ana Mato, como partícipe a título lucrativo en las “mordidas” recibidas por su ex marido, el ex alcalde de Pozuelo (Madrid) Jesús Sepúlveda. Horas más tarde, Ana Mato dimitió.

Además, Ruz aclaró como operaba el presunto jefe de la trama, Francisco Correa, quien se hacía llamar “Don Vito” por el personaje de “El Padrino”. El auto judicial de la mayor trama de corrupción en los últimos tiempos, en la que están involucrados decenas de políticos del gobernante y conservador Partido Popular (PP), se produjo un día antes de que el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, presente hoy en el Congreso de los Diputados sus medidas contra la corrupción.

El magistrado, que subrayó que será en el juicio oral cuando se determine la cuantía concreta del lucro, señala que entre los años 2000 y 2004 Mato -de quien también se pidió su cese por la mala gestión en el caso de la crisis por Ébola- se benefició junto a su entonces marido de “regalos en forma de servicios turísticos que comprenden tanto desplazamientos en medios de locomoción como alojamientos en establecimientos hoteleros en España y en el extranjero y otros servicios turísticos”.

Viajes a Disneyland París

Estos regalos en concreto son viajes a Disneyland París, Suiza y hasta un viaje a Ecuador para la asistenta de la familia. Además de bolsos de marca y la organización de fiestas infantiles y hasta la primera comunión de los hijos de la ministra. En total el juez contabilizó 23 viajes de Mato y 44 de sus hijos.

Por ello, Ruz solicitó a la ya exministra que se persone en las actuaciones en calidad de “partícipe a título lucrativo” y que designe abogado y procurador. Además, señaló que el conjunto de viajes disfrutado por Sepúlveda habrían tenido un coste de 50,331.82 euros en este periodo, de los cuales al menos 31,580 habrían servido para sufragar desplazamientos de otros miembros de su familia.

El documento explica que estos gastos fueron asumidos por la empresa Pasadena Viajes en una cuenta de la que era titular Sepúlveda y que fueron cargados a la “caja B” de la trama Gürtel. De esta forma, el conjunto de servicios prestado por la empresa al ex alcalde de Pozuelo generaba “un cobro ficticio, puesto que en lugar de desembolsarlos” el ex regidor, eran “abonados con fondos ajenos a los circuitos económicos de la organización”.

Todas estas actividades, añade el juez, se llevaron a cabo bajo la dirección de los presuntos cabecillas de la red, Francisco Correa y el ex secretario de Organización del PP de Galicia Pablo Crespo. En su escrito Ruz cuenta cómo Francisco Correa, que comenzó su actividad con 14 años como botones turístico, terminó siendo el máximo responsable de esta “mafia”, con  Crespo como mano derecha.

El instructor se remonta a los años 90, cuando Correa comenzó a desplegar su actividad laboral a través de sociedades con personas de su máxima confianza. Poco a poco, y siempre según el relato del magistrado, el hombre que se hacía llamar “Don Vito” se fue especializando en organizar eventos y campañas electorales del PP a la par que aprovechaba sus contactos con cargos de esta formación conseguir adjudicaciones públicas.

Para cerrar el círculo, el entorno de Correa se encargaba de entregar dádivas en contraprestación a los funcionarios y autoridades que intervenían para favorecerle en la obtención de negocios para sus empresas.

En paralelo a la creación de la estructura societaria en España, los imputados “tejieron otra en el exterior para ocultar y transformar el patrimonio que iban amasando con sus actividades ilícitas, ocultando a la Hacienda Pública su verdadero patrimonio y el origen del mismo”, señala el auto.

Con esta resolución el juez dio por concluida la parte troncal de las investigaciones sobre la Gürtel y señaló que hay indicios suficientes para sentar en el banquillo a 43 personas. Ahora se abre un plazo de 30 días para que la Fiscalía y el resto de acusaciones soliciten la apertura de juicio oral o, en su caso, el archivo de la causa. Entre los otros procesados por el juez están Francisco Correa y los ex tesoreros del PP Luis Bárcenas (preso actualmente) y Álvaro Lapuerta.