Dimite comisión electoral de Irak, un mes antes de los comicios

El organismo electoral protestó por las "interferencias" políticas y religiosas, mientras más de 37 personas murieron hoy en diversos ataques.
Un iraquí camina junto a un gran cartel electoral del primer ministro Nuri al Maliki, con motivo de las elecciones parlamentarias de abril, en Bagdad
Un iraquí camina junto a un gran cartel electoral del primer ministro Nuri al Maliki, con motivo de las elecciones parlamentarias de abril, en Bagdad (AFP )

Bagdad

La comisión electoral iraquí dimitió hoy en bloque, un mes antes de las elecciones generales, para protestar por las "interferencias" políticas y judiciales , el mismo día en que varios ataques en todo el país dejaron más de 37 muertos. La decisión coincide con las dudas de si esa comisión estaba capacitada para organizar las elecciones del 30 de abril teniendo en cuenta que hay grupos antigubernamentales luchando a las puertas de Bagdad.

Los nueve miembros de la comisión protestaron contra las decisiones judiciales que impiden a varios candidatos participar en las elecciones. Desde hace más de un año, Irak está inmerso en una crisis política y una ola de violencia. "Hemos presentado nuestra dimisión debido a las injerencias", indicó a la AFP uno de los miembros de la comisión, y explicó que la renuncia colectiva fue entregada al parlamento. Según una fuente diplomática la dimisión estuvo motivada por "injerencias políticas y de la justicia".

"Están frustrados tras las decisiones de un comité de jueces que excluyó a varios candidatos, cuando la comisión sólo había descartado a uno", añadió la fuente. Otro miembro de la comisión afirmó que la dimisión "también había sido motivada por las injerencias del parlamento, que tomó decisiones que no se pueden aplicar", sin precisar cuales. La renuncia tendrá ahora que ser aprobada por el parlamento, según la fuente diplomática.

Al mismo tiempo varios actos de violencia dejaron al menos 37 muertos hoy en Irak, la mayor parte de ellos en Bagdad y en zonas sunitas. Un ataque armado contra una patrulla militar tuvo lugar en Tarmiyah, 45 km al norte de Bagdad, con un saldo de 8 muertos, entre ellos siete soldados, según fuentes médicas y de seguridad. Hubo otros ataques en otras partes del país, en particular en zonas en las que viven mayoritariamente sunitas. En uno de ellos, en Bagdad, un coche bomba explotó cerca de una mezquita, matando a once personas.

Más al norte de la capital, en la ciudad mixta de Taji, estalló un coche bomba al paso de otra patrulla militar, matando a cuatro soldados. Los actos de violencia en Irak son alimentados por el conflicto en la vecina Siria y por el descontento de la minoría sunita, que se considera discriminada por las fuerzas de seguridad y las autoridades, dominadas por los chiitas. La violencia ha causado más de 400 muertos en marzo y más de 2,100 desde principios del año, según cálculos de la AFP con base en datos de fuentes médicas y de seguridad.

Expertos y diplomáticos llamaron al gobierno a tender la mano a la minoría sunita, pero a medida que se acercan las elecciones los dirigentes buscan antes que todo mostrar su firmeza. Entre 2003, cuando tropas extranjeras lideradas por Estados Unidos invadieron Irak, y 2011, cuando se retiraron, tuvieron lugar atentados llevados a cabo principalmente por grupos vinculados con Al Qaeda y enfrentamientos religiosos (2006-2007) que dejaron decenas de miles de muertos.

La violencia prosiguió después de la retirada de las tropas extranjeras y se intensificó a principios de 2013, en medio de acusaciones de nepotismo y despotismo contra el primer ministro Nuri al Maliki.