Diálogo formal EU-Cuba iniciará a fines de enero

Una alta fuente del Departamento de Estado reveló hoy que las negociaciones entre Washington y La Habana comenzarán en la capital cubana en la segunda mitad de enero.
Vista general de la sección oficial de intereses de Estados Unidos en La Habana
Vista general de la sección oficial de intereses de Estados Unidos en La Habana (AFP)

Washington

Las negociaciones formales que deberán conducir a una normalización plena de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba arrancarán en La Habana en la segunda mitad de enero próximo, dijo hoy una alta fuente del Departamento de Estado.

Para ello, las dos delegaciones decidieron elevar sustancialmente el nivel de diálogo de una reunión que ya estaba prevista para enero y que se debía concentrar en discutir temas migratorios, dijo la subsecretaria de Estado para América Latina, Roberta Jacobson.

"Hemos pensado que podríamos elevar el nivel y usar esas conversaciones migratorias como una oportunidad para comenzar a hablar sobre las otras cosas que están en la agenda, en vista de los anuncios de la víspera", dijo Jacobson en la sede del Departamento de Estado.

"Las conversaciones migratorias habían sido originalmente agendadas para la segunda semana de enero", dijo Jacobson, aunque añadió que por otros compromisos el Departamento de Estado tratará de "mover la fecha un poco. Estamos pensando hacia el fin de enero".

La propia Jacobson encabezará la delegación que asistirá a esas conversaciones, la primera etapa de una serie de negociaciones hasta alcanzar la completa normalización de las relaciones diplomáticas. "El proceso es relativamente simple, realmente, desde una perspectiva legal", dijo.

Pero esto "requiere que los dos países alcancen un acuerdo sobre el proceso", así como "poner punto final a un acuerdo de 53 años con el gobierno de Suiza como poder protector" de las recíprocas Secciones de Interés en Washington y en La Habana.

Jacobson dijo que este jueves mantuvo una reunión con representantes diplomáticos de todos los países latinoamericanos, así como de países europeos y de la Santa Sede, a quienes explicó detalles de las medidas anunciadas el miércoles por el presidente Barack Obama.

La subsecretaria recordó que "de todas las medidas anunciadas por el presidente, ninguna entra en vigor inmediatamente. Todas ellas aún deberán ser implementadas" mediante modificaciones en las regulaciones vigentes, tanto en el área del Departamento de Estado como en los departamentos de Comercio o del Tesoro.

Ese proceso tomará "semanas, no meses", hasta que los cambios regulatorios sean publicados en el Federal Register (el Diario Oficial estadunidense).