Presidentes de AL admiten deuda con sectores obreros

Castro y Maduro encabezan en Cuba desfile alusivo; Evo Morales anuncia aumento de 8.5% y Dilma Rousseff ensalsa logros propios.
En La Habana la lluvia sorprendió a representantes de más de 70 países.
En La Habana la lluvia sorprendió a representantes de más de 70 países. (Alejandro Ernesto/EFE)

La Habana-Bogotá

El Día Internacional de los Trabajadores se celebró en Latinoamérica con las tradicionales marchas, en las que sindicatos, empleados y líderes sociales exigieron mayor atención a sus pedidos de mejoras salariales y políticas sociales.

No solo los trabajadores y sindicatos fueron los protagonistas, ya que algunos mandatarios aprovecharon para destacar sus políticas en materia social y laboral y anunciaron alzas salariales.

En Cuba reafirmaron su apoyo a Venezuela con la presencia del presidente de esa nación, Nicolás Maduro, en La Habana, en una jornada encabezada por Raúl Castro y donde se volvió a reclamar a Estados Unidos el fin del embargo y la devolución de los terrenos de la base de Guantánamo.

Más de dos mil miembros de 205 organizaciones sindicales y políticas de 70 países asistieron como invitados al desfile, que fue encabezado por un bloque de médicos y enfermeros que combatieron el ébola en África.

Pese a las consignas a favor de Venezuela y el socialismo, el acto se desarrolló sin la retórica antiimperialista de años anteriores, una señal de la nueva era iniciada en diciembre por Cuba y EU.

En un video que publicó en las redes sociales, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, citó algunas de las victorias alcanzadas por los trabajadores, como el reajuste del salario mínimo por encima de la inflación hasta 2019, mientras que los sindicatos se mostraron críticos a la eventual aprobación de un proyecto de ley sobre tercerización.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, decretó un aumento salarial de 8.5 % para los sectores privado y público, que también lo beneficia junto al vicepresidente y ministros.

"Mientras haya quien aún no tiene trabajo, o no está registrado o no goce de un salario digno, la tarea que empezó (el ex presidente) Néstor Kirchner y nuestro modelo de crecimiento con inclusión social, estará inconclusa", señaló por su parte la mandataria argentina, Cristina Fernández, a través de un mensaje en Twitter.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, instó a los trabajadores a buscar la concertación con el gobierno para mejorar las condiciones laborales.

Esta fecha coincide con una huelga nacional de unos 300 mil profesores públicos desde hace 10 días, mientras las tradicionales marchas concluyeron con disturbios en Bogotá, donde unos 400 manifestantes y policías se enfrentaron con palos y piedras.

Los sindicatos chilenos emplazaron al gobierno de izquierda de Michelle Bachelet a "ejercer su mayoría" en la aprobación de una reforma laboral que se debate en el Congreso, a la que se oponen los empresarios y la oposición derechista.

Multitudinarias manifestaciones convocadas por separado por el oficialismo y por los sindicatos críticos del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, marcaron la celebración del Primero de Mayo, sin que se haya informado de incidentes.

La confederación General de Trabajadores de Perú (GGTP) convocó un paro nacional el 9 de julio para reclamar una ley general del trabajo y el aumento del sueldo mínimo hasta mil 500 soles (unos 480 dólares), el doble de los 750 soles (unos 240 dólares) actuales. m