Homenajean a veteranos del Desembarco de Normandía

Las celebraciones del Día D comenzaron con una ceremonia en un puente de Bénouville. Se espera que durante el día el presidente francés François Hollande reciba a sus homólogos de EU y Rusia.

Francia

Los veteranos de guerra son homenajeados este jueves, víspera del 70º aniversario del Desembarco de Normandía de los aliados, antes de una intensa actividad diplomática en París, donde el presidente francés François Hollande recibirá sucesivamente a sus homólogos Barack Obama y Vladimir Putin.

Los máximos dirigentes de Estados Unidos y Rusia, quienes mantienen un férreo pulso diplomático con la crisis ucraniana como telón de fondo, no se reunirán en París. Putin, no obstante, sí lo hará con el primer ministro británico David Cameron.

Antes, Hollande recibirá a la reina de Inglaterra, Isabel II, en la capital francesa, en una jornada en la que se destaca el sacrificio de los soldados británicos en aquel día histórico.

Las conmemoraciones del Día D empezaron el jueves por la mañana en "Pegasus Bridge", un puente de Bénouville liberado por los paracaidistas británicos en la madrugada del 6 de junio.

Este primer éxito de los soldados aliados a pocos kilómetros de la costa normanda fue seguido por la toma de Ranville, primer pueblo liberado en Francia continental.

Varios cientos de personas, entre ellas unos 100 veteranos británicos, asistieron a una ceremonia de homenaje a los muertos.

El príncipe Carlos de Inglaterra y su esposa Camila estuvieron presentes y almorzaron con excombatientes.

Durante la tarde, la pareja presenció el lanzamiento de 300 paracaidistas británicos, estadounidenses y franceses. Entre ellos, un soldado participante en el "Día D", el escocés Jock Hutton, quien a sus 89 años de edad se disponía a saltar "en tándem".

Mientras las conmemoraciones provocan desde hace días un gran entusiasmo popular, si el tiempo lo permite 24 salvas de fuegos artificiales iluminarán el cielo poco antes de la medianoche, a la hora en que empezaron los primeros bombardeos aliados en 1944, anunciando la liberación de Europa del yugo nazi.

Desde Ouistreham, al este, hasta Saint-Martin-de-Varreville, al oeste -es decir de las playas del desembarco "Sword Beach" a "Utah Beach"-, este espectáculo rendirá tributo a unos 3 mil soldados aliados -y otros tantos civiles normandos- caídos aquel 6 de junio.

Un millón de personas esperadas

El punto culminante de la celebración del 70º aniversario -probablemente el último "redondo" en el que habrá excombatientes presentes- tendrá lugar el viernes por la tarde con una ceremonia internacional en la playa de Ouistreham, en presencia de unos veinte jefes de Estado y de gobierno, entre los que destacan Obama, Putin, el ucraniano Petro Poroshenko, la canciller alemana Angela Merkel y la reina Isabel II.

Unos mil 800 excombatientes son esperados el viernes en Normandía.

En Carentan, localidad estratégica, en la que se juntaron las tropas estadounidenses provenientes de Omaha y Utah Beach, 19 veteranos del "Día D" fueron condecorados caballeros de la Legión de honor, una alta distinción francesa.

"No puedo creerlo. Estoy muy orgulloso y tengo lágrimas en los ojos", dijo a la AFP uno de los excombatientes estadounidenses, Louis Masciangelo, de 93 años.

Durante la entrega de medallas por parte de las autoridades locales, un joven lugareño saludó en un discurso a los veteranos "en nombre de todos los adolescentes franceses".

A lo largo de la costa, además de los jefes de Estados se espera por lo menos un millón de personas hasta el domingo.

El 6 de junio de 1944 desembarcaron en Normandía unos 130 mil soldados. La batalla provocó unos 37 mil muertos en el bando aliado y entre 50 mil y 60 mil del lado alemán.