Se 'ilumina' la Torre Eiffel por día de la Bastilla

Las celebraciones arrancaron en los Campos Elíseos con un desfile militar y por la noche fueron lanzados fuegos pirotécnicos, para también conmemorar el centenario de la Primera Guerra Mundial.

París

Francia conmemoró el centenario de la Primera Guerra Mundial celebrando el día de la Bastilla en los Campos Elíseos de París, que se colmaron de soldados portando banderas de 76 países en el tradicional desfile militar.

Francia invitó a todas las naciones que participaron en los campos de batalla, antiguos aliados y enemigos, a que se sumaran en la ceremonia del lunes para que fuese un símbolo de paz.

El presidente Francois Hollande dijo en un mensaje anterior a la marcha: "Debemos gratitud a los 10 millones de soldados que murieron o resultaron mortalmente heridos en innumerables campos de batalla".

Junto a los invitados internacionales, participaron y desfilaron en París más de 3 mil 700 soldados, 50 aviones, 280 vehículos militares y 240 caballos de la guardia nacional de Francia, en una demostración del poderío militar francés, en momento en que Francia tiene una firme presencia militar en África, incluso 3 mil soldados en la región del Sahel en lucha contra extremistas y 2 mil en la República Centroafricana para frenar la violencia sectaria.

Los fuegos artificiales de la noche, lanzados desde la Torre Eiffel, están dedicados a la temática de guerra y paz.

Tres soldados de cada uno de los 76 países participantes marcharon sobre las calles de empedrado con sus uniformes nacionales. Los rodearon soldados franceses con los uniformes azules de los "poilus", nombre que se dio a la infantería durante la Primera Guerra Mundial.

La ceremonia se hizo eco de la primera celebración del día de la Bastilla después del fin de la que se conoció entonces como La Gran Guerra en 1919. "Los heridos de guerra estaban al frente del desfile en sus sillas de ruedas. Celebramos entonces la grandeza de los militares franceses poniendo al frente a las víctimas más visibles", recordó el historiador Antoine Prost.

Un coro militar interpretó dos canciones populares de los poilus antes de entonar el himno nacional, La Marsellesa.

Entre los visitantes internacionales desfilaron representantes de antiguas colonias francesas que rindieron homenaje a los 600 mil soldados coloniales que sirvieron a Francia durante la guerra, principalmente de Argelia, Túnez, Marruecos y Senegal.

El día de la Bastilla conmemora el 14 de julio de 1789 cuando una multitud invadió esa prisión en París y encendió la chispa de la Revolución Francesa.