Devaltsevo devastada, Hollande y Merkel piden aplicar acuerdos de Minsk

Mientras los rebeldes celebraban la toma de una ciudad estratégica y seguía el fuego de artillería, el presidente de Francia y la canciller alemana reclamaban respetar los altos el fuego.
Dos soldados rebeldes pasean ante un edificio en el que se han reunido un grupo de ciudadanos en la ciudad de Debaltsevo
Dos soldados rebeldes pasean ante un edificio en el que se han reunido un grupo de ciudadanos en la ciudad de Debaltsevo (AFP)

Kiev

Alemania y Francia pidieron hoy la "aplicación íntegra" de los acuerdos de alto el fuego en Ucrania, donde los rebeldes celebraron la conquista de una ciudad estratégica e intercambiaron disparos de artillería con tropas de Kiev en otros lugares.

"Los altos el fuego fueron violados varias veces, ahora deben ser respetados íntegramente en toda la línea de frente", dijo en París el presidente francés François Hollande, en rueda de prensa con la canciller alemana Angela Merkel. Merkel afirmó asimismo que el "objetivo es que los acuerdos de Minsk sean aplicados y se plasmen en hechos".

Los ministros de Exteriores francés, alemán, ruso y ucraniano deben reunirse el martes en París para discutir del conflicto en el este de Ucrania. Con sus casas destruidas y sus calles cubiertas de vehículos calcinados, Debaltsevo ofrecía hoy un espectáculo desolador. Prácticamente todas las ventanas de la que fue importante nudo ferroviario de 25 mil habitantes fueron destruidas por los bombardeos.

Los combatientes separatistas celebraban esta conquista importante, que permite comunicar las dos "capitales" separatistas, Donetsk y Lugansk, pero los civiles que permanecieron en Debaltsevo durante los combates se muestran tristes.

"Bombardearon los barrios uno detrás de otro para provocar la huida de los habitantes", declaró a la AFP Tatiana Rechetova, de 60 años, que espera delante de la administración de ferrocarriles un hipotético reparto de pan.

En el sótano de este gran edificio viven unas 20 mujeres azoradas y hambrientas, algunas llevan meses, en medio de detritos y con colchones improvisados. "¡No nos habéis defendido!", reprocha una de ellas a los occidentales.

Veinte tanques rusos entraron en Ucrania

Unos 2,500 soldados pudieron huir precipitadamente de Debaltsevo la madrugada del miércoles. Kiev anunció la muerte de trece militares, si bien las pérdidas podrían ser mayores ya que dice estar sin noticias de 31 soldados. También anunció 110 soldados prisioneros de los rebeldes.

Los rebeldes aseguraron que descubrieron allí los cuerpos de 57 soldados ucranianos, muchas armas y 28 carros blindados de asalto. Dos soldados ucranianos murieron y tres resultaron heridos las últimas 24 horas, anunció hoy el portavoz militar ucraniano, Vladislav Seleznev, mientras que otro portavoz anunció que seguían los combates en las regiones de Donetsk y Mariupol, importante puerto industrial del sureste de Ucrania.

Veinte blindados rusos cruzaron la frontera ruso-ucraniana en Novoazovsk, extremidad sur del frente, anunció este segundo portavoz, Andrii Lysenko. En el feudo rebelde de Donetsk, una civil murió hoy en un bombardeo, anunció la administración separatista de la ciudad.

"Un intercambio de prisioneros con Ucrania tendrá lugar el sábado", declaró hoy la representante rebelde para los Deerechos Humanos, Daria Morozova, a la agencia de prensa rusa Interfax.

Ucrania no confirmó el intercambio, pero anunció un acuerdo con los separatistas para la retirada de las ramas pesadas del frente, primer paso en la aplicación de los acuerdos llamados de Minsk 2. El Estado Mayor ucraniano indicó que lo firmaron emisarios de Kiev y separatistas pero no desveló las modalidades.

El balance del conflicto asciende ahora a 5,692 muertos desde abril de 2014. El comandante adjunto de la OTAN, general Adrian Bradshaw, expresó hoy el temor de un intento ruso "poco probable" de conquistar territorios pertenecientes a países de la Alianza Atlántica.

"Rusia podría llegar a pensar que las fuerzas convencionales a gran escala que ha mostrado que puede movilizar en tan poco tiempo (...) podrían ser utilizadas en el futuro no sólo para intimidar y para ejercer una coerción sino para avanzar potencialmente en territorio de la OTAN", estimó.

Sin embargo, el funcionario estimó este riesgo como "poco probable". El general dijo en un discurso en el centro pensamiento Royal United Services Institute (RUSI), con sede en Londres, que Rusia está desplegando sus fuerzas en el este de Ucrania, pese a que Moscú lo niega.

Kiev acusa a Moscú de muertos de Maidan

En Kiev, la gente ponía flores hoy en los memoriales de la plaza de la Independencia (Maidan) de Kiev, donde hace un año decenas de personas murieron a balazos, en el último episodio de un dramático alzamiento.

El 18 de febrero de 2014, las fuerzas del orden lanzaron un asalto contra los manifestantes prooccidentales que ocupaban la plaza de la Independencia de Kiev desde hacía tres meses.

Los enfrentamientos dejaron más de cien muertos en tres días. Tras la huida a Rusia del entonces presidente Viktor Yanukovich, electo en 2010, los ucranianos eligieron el 25 de mayo del año pasado jefe de Estado al multimillonario prooccidental, Petro Poroshenko.

Durante las ceremonias oficiales, Poroshenko hizo hoy uso de la palabra en Maidan, afirmando que "la revolución fue la primera y más importante batalla victoriosa de la guerra por nuestra independencia".

Poroshenko afirmó asimismo que Vladislav Surkov, uno de los consejeros más influyentes del presidente ruso, Vladimir Putin, recurrió a "snipers" que dispararon contra la multitud, según un comunicado de sus servicios.

Moscú tildó de "delirio completo" las palabras del presidente ucraniano, según un comunicado del Ministerio ruso de Exteriores. Este sábado está prevista una concentración "antiMaidan" en Moscú.

Por otra parte, la compañía rusa Gazprom anunció el jueves que empezó a suministrar gas a los territorios separatistas, después de que la compañía ucraniana Naftogaz cortara el suministro a los prorrusos, y subrayó que estas entregas se realizarían "en virtud del contrato en vigor" entre Gazprom y su par ucraniano.

No obstante, Naftogaz indicó poco después que Kiev no pagaría suministro "inaceptable" de hidrocarburo por Gazprom a los territorios bajo control separatista. El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, estimó hoy que Ucrania "tiene que pagar" ese gas.

"Según las obligaciones contractuales en vigor, Kiev debe pagar por el gas ruso. Dado el volumen actual de nuestras entregas, que incluyen a Donetsk y Lugansk (repúblicas separatistas en el este de Ucrania), el monto entregado por Ucrania debería alcanzar sólo para un par de días", dijo Medvédev en su cuenta de Facebook.

El presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, anunció que consultará con los dirigentes europeos "las próximas medidas" de la UE como reacción a las violaciones del alto el fuego en el este de Ucrania.