Londres ya prevé falta de liquidez en bancos griegos

Tsipras asegura que “hay más alternativas que la Unión Europea”; Putin arropa en Rusia al premier heleno, pero no le ofrece ayuda financiera.
Vladímir Putin y su contraparte.
Vladímir Putin y su contraparte. (Grigory Dukor/Reuters)

Londres, San Petersburgo

La oficina de cambio de divisas de Correos en el Reino Unido (Post Office Travel Money), controlada por el gobierno, recomendó a los turistas que visitarán Grecia en las próximas semanas que lleven "suficientes euros en efectivo".

Ante el temor a que la falta de acuerdo entre Atenas y sus acreedores provoque una falta de liquidez en los bancos griegos, la oficina de correos del Reino Unido aconseja a los turistas que estén "preparados" para hacer frente a todos sus gastos en el caso de que sus tarjetas dejen de funcionar en el país balcánico.

"La última vez que se alcanzó un punto crítico en Grecia, en 2013, el impacto a corto plazo fue la falta de disponibilidad de dinero en efectivo en los cajeros automáticos y el rechazo de las tarjetas de débito y de crédito en tiendas y restaurantes", alertó Andrew Brown, vocero del organismo, en un comunicado.

Aún con la tensión derivada de un probable incumplimiento del pago de la deuda griega y hacia una posible salida de la zona euro, el primer ministro de ese país se dijo optimista sobre la posibilidad de lograr un acuerdo con sus acreedores internacionales.

Alexis Tsipras, atascado en sus negociaciones con quienes le exigen más reformas a cambio de ayuda, advirtió ayer durante el Foro Económico Internacional de San Petersburgo, Rusia, que Grecia tiene más alternativas a la Unión Europea y que no le asusta "llegar a puertos más seguros".

Tsipras, cuyo gobierno de izquierda radical sufre fuertes presiones para aceptar las recetas de austeridad de sus acreedores, subrayó que "el así llamado problema griego no es un problema griego, sino un problema europeo".

Con esa postura coincidió el presidente ruso, Vladímir Putin, quien respaldó al premier griego, si bien no le ofreció ninguna ayuda financiera, según el Kremlin.

Atenas tiene que alcanzar un acuerdo antes de fines de junio con el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir el tramo final de su rescate financiero, de 7 mil 200 millones de euros.

La última reunión de las partes terminó sin acuerdos. Esto hizo que Estados Unidos urgiera ayer a Grecia y a sus socios "lograr rápidamente un programa de reformas creíbles para un crecimiento sostenible en la zona euro".