Detienen a dos supuestos implicados del atentado en Kuwait

Se trata del conductor del vehículo que llevó al suicida a la mezquita chií Imán al Sadik y del propietario de la casa donde estaba escondido.

El Cairo

La policía kuwaití ha detenido a otras dos personas por su supuesta implicación en el ataque terrorista suicida que mató el pasado viernes a 27 personas en una mezquita chií de la capital de Kuwait.

Se trata, según dos comunicados del Ministerio de Interior difundidos hoy por la agencia oficial KUNA, del conductor del vehículo que llevó al suicida a la mezquita chií Imán al Sadik -blanco del atentado-, y del propietario de la casa donde estaba escondido.

El conductor, de 26 años, es extranjero y vive de forma ilegal en el país, precisó Interior, que agregó que su detención se produjo en el barrio de Al Riqqa, en el sur de la ciudad de Kuwait.

El dueño de la casa donde fue arrestado el conductor es de nacionalidad kuwaití y apoya la ideología yihadista, de acuerdo con las primera investigaciones.

Ayer, las autoridades kuwaitíes anunciaron la detención del dueño del vehículo que condujo al terrorista a dicha mezquita, que huyó de la zona tras dejarle en las proximidades.

Según publicó ayer el diario Al Nahar, al menos 18 personas han sido detenidas por su supuesta vinculación con dicho ataque terrorista, que fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

27 personas murieron y otras 227 resultaron heridas cuando un hombre detonó la carga de explosivos que llevaba adosada al cuerpo en la sala de oración donde se congregaba un gran número de creyentes, con motivo del rezo del mediodía del viernes.

El atentado ha conmocionado al pequeño emirato, en el que más del 90 por ciento de los casi cuatro millones de habitantes profesan el islam. De ellos, el 30 por ciento sigue la rama chií del islam, mientras que el resto se declara suní.

La matanza, que coincidió con un asalto a dos hoteles turísticos en Túnez, en el que murieron 38 personas, ha sido condenado con firmeza tanto por líderes nacionales como internacionales.

Este es el segundo ataque en la región en apenas un mes contra la minoría chií, después de que el pasado 22 de mayo otra veintena de personas murieran en una agresión contra un templo chií en el este de Arabia Saudí, que fue también asumida por el EI.