Detienen a tres mexicanas en Bolivia con 17.6 kilos de cocaína

El arresto tuvo lugar en el aeropuerto de la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, cuando se disponían a regresar a México con la droga, escondida en los equipajes de mano.

La Paz

Tres mexicanas fueron detenidas en una operación policial realizada en el aeropuerto de la ciudad boliviana de El Alto, vecina de La Paz, cuando se disponían a retornar a su país con cocaína, informó hoy el ministro de Gobierno, Jorge Pérez.

Los agentes de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN) encontraron la droga escondida en los equipajes de mano de las tres mujeres, señaló Pérez en una rueda de prensa en La Paz.

En las maletas había un total de 17.6 kilos de clorhidrato de cocaína, valuados en unos 265,200 dólares, agregó la autoridad. Según el ministro, las mexicanas llegaron por tierra a Perú y desde allí ingresaron a Bolivia, "para trasladarse por vía aérea a la ciudad de Cancún, en México".

Casi 400 kgs de cocaína

De otra parte, el ministro informó también que la policía antidrogas de Bolivia decomisó, cerca a la frontera con Perú, casi 400 kilos de cocaína, que tenían como destino Brasil.

Son "casi 400 kilogramos que ha procedido a secuestrar la (policial) Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico de Bolivia", dijo Pérez en conferencia de prensa. A raíz del operativo, cinco bolivianos, entre ellos el piloto y el copiloto, fueron capturados.

El operativo se realizó el fin de semana en una pista clandestina en la amazónica provincia Franz Tamayo, departamento de La Paz, colindante con el Perú, explicó el ministro.

Las autoridades bolivianas actuaron en coordinación con la policía antidrogas de Perú, según Pérez quien destacó que este tipo de operaciones "apunta a romper el tránsito aéreo que se está produciendo a través de nuestro país" con avionetas que provenientes de Perú y que van a Brasil.

Bolivia y Perú, dos de los principales productores mundiales de coca y cocaína, junto a Colombia, comparten una frontera común de 1,131 km, la mayoría bajo escaso control estatal. La Paz insiste que casi la mitad de la droga que incauta es peruana. De enero a julio de este año, Bolivia decomisó 14.7 toneladas de cocaína, entre pasta y clorhidrato, según datos oficiales.