Destitución de Petro cuestiona ”resultados de diálogos": FARC

El grupo guerrillero rechazó el cese del alcalde izquierdista de Bogotá aprobada por el presidente Santos, calificándolo de "verdadero golpe de mano", mientras los defensores del alcalde anuncian ...
Los líderes guerrilleros Ivan Marquez (c), Jesús Santrich (d) y la guerrillera Maritza Garcia (i), en el Palacio de Convenciones de La Habana
Los líderes guerrilleros Ivan Marquez (c), Jesús Santrich (d) y la guerrillera Maritza Garcia (i), en el Palacio de Convenciones de La Habana (AFP)

La Habana/Bogotá

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dijeron hoy que la destitución del izquierdista alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, aprobada por el presidente Juan Manuel Santos,  “pone en duda lo acordado” en la negociaciones de paz de La Habana, para que esas guerrillas se integren a la vida política del país, tras entregar sus armas.

“Deploramos la absurda decisión política del presidente, que toma la alcaldía de Bogotá en un verdadero golpe de mano”, dijo a la prensa el negociador principal de las FARC, Iván Márquez, en el inicio del vigésimo segundo ciclo de diálogo entre las dos partes, que desde hace casi cuatro meses parecen empantanadas en el debate del tema tres de la agenda: producción y tráfico de drogas ilícitas.

Márquez agregó que, a partir de la destitución de Petro, “nos planteamos muchas dudas e interrogantes en torno a la eficacia de lo acordado parcialmente en torno al tema de la participación política” de las guerrillas en la vida civil de Colombia. Ese fue el segundo tema en el que los negociadores llegaron a un consenso, el año pasado. 

Petro, ex guerrillero del M-19, fue elegido para encabezar la alcaldía de Bogotá de 2012 a 2015, pero por la llamada “crisis de las basuras”, registrada en esa capital a finales de 2012,  la Procuraduría General lo destituyó e inhabilitó para desempeñar cargos públicos por quince años. Esa decisión “genera un impacto negativo en la mesa de conversaciones” de La Habana y “afecta de manera grave la confianza y la certeza en torno a lo que está aprobando”, dijo el portavoz de las FARC.

Tras más de un año de diálogos, las partes han logrado dos acuerdos parciales, uno sobre la modernización y democratización del sector agrario, y otro en cuanto a la “participación política” de las guerrillas. A pregunta de la prensa, Márquez dijo además que “no tenemos información cierta” sobre el reciente asesinato en Colombia de dos policías y el secuestro de cinco empleados de una petrolera, que las autoridades colombianas le atribuyen a las FARC.

Con el respaldo de Cuba y Noruega, a solicitud de Colombia, y el acompañamiento de otros países, como Venezuela, estás pláticas buscan poner fin a medio siglo de confrontación armadas en el país suramericano, aunque en estos momentos son impredecibles sus resultados. La defensa de Petro informó hoy que presentará una demanda en contra del presidente Juan Manuel Santos por no acatar las medidas cautelares que la CIDH concedió al burgomaestre para evitar su salida del cargo.

Uno de los abogados de Petro, Jorge Molano, dijo hoy en diálogo con la emisora La F.M. que "a más tardar mañana viernes" se presentará la denuncia contra Santos ante la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes. Según Molano, el mandatario colombiano incurrió en el delito de prevaricato al no aceptar las medidas de protección emitidas este martes por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en las que se pedía la suspensión de la destitución e inhabilidad por 15 años para ejercer cargos públicos emitida por la Procuraduría General en contra de Petro.

"Es inadmisible que un presidente de la República decida desconocer el bloque de constitucionalidad, que decida desconocer la Constitución política y decida delinquir sin ninguna vergüenza ante la comunidad nacional e internacional", señaló el jurista. Asimismo, los representantes del ex alcalde anunciaron que el próximo lunes viajarán a Washington con Petro, en el marco de una audiencia citada por la CIDH para tratar con el gobierno de Santos el tema, para solicitarle a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) que intervenga en el caso.

Versiones periodísticas señalan que la Cancillería estaría solicitando a la Comisión que cancele la reunión debido a que el presidente acató la sentencia emitida por el Ministerio Público e inclusive ya posesionó como alcalde encargado al ministro de Trabajo, Rafael Pardo. Petro, quien había sido elegido para gobernar a la capital colombiana hasta el 1 de enero de 2016, fue destituido en diciembre pasado por la Procuraduría General, organismo que controla disciplinariamente a los funcionarios públicos, aunque logró mantenerse en el cargo hasta el miércoles pasado mediante amparos judiciales.

Tras varias horas de reuniones con asesores judiciales y líderes políticos, el jefe de Estado anunció durante una alocución que debía "respetar la institucionalidad" y separó a Petro del segundo cargo más importante del país, después de la Presidencia. El procurador general, Alejandro Ordóñez, concluyó que al burgomaestre cometió errores "gravísimos" al cambiar a finales de 2012 el esquema de recogida de la basura, lo que produjo la acumulación de desperdicios durante algunos días mientras el nuevo operador asumía sus tareas.

Petro, que perteneció al guerrillero Movimiento 19 de Abril (M-19), que firmó la paz en 1990, tomó la determinación para ahorrar costos y derivó el manejo de la basura a la empresa pública de acueducto del Distrito Capital, tras la finalización de los contratos con empresas privadas. Simpatizantes de Petro interpusieron decenas de tutelas (amparos constitucionales) al considerar que se estaba violando su derecho a elegir al alcalde por voto popular, pero el Consejo de Estado las rechazó en su totalidad con el argumento de que la Constitución le permite al procurador ordenar destituciones.

Tras la destitución, Santos deberá designar a otro alcalde temporal que saldrá de una terna que debe presentarle el movimiento Progresistas, que postuló a Petro a la Alcaldía. Sin embargo, Petro empezó a promover hoy una campaña dentro de su movimiento, que desde hace algunas semanas se fusionó con el Partido Verde para formar la Alianza Verde, con el objetivo de no presentar la terna al presidente, pues eso sería "refrendar el golpe de Estado".

La Registraduría Nacional del Estado Civil, entidad que organiza las elecciones, señaló que probablemente en junio se realizarán unas votaciones atípicas para elegir al sucesor de Petro, quien debe completar el periodo de gobierno hasta el 1 de enero de 2016.

Mientras, el gobierno colombiano asumió hoy la alcaldía de Bogotá tras la destitución de Petro. El ministro de Trabajo, Rafael Pardo, asumió como alcalde interino en un breve acto protocolar, tras ser designado por Santos, mientras se espera un llamado anticipado a elecciones para elegir al sucesor de Petro.

La rutina de Bogotá parecía hoy inalterada tras la salida del alcalde y en el centro de la ciudad, donde el miércoles Petro dio un enérgico discurso ante unos 1,500 manifestantes en el que llamó a una "huelga general" en rechazo a su destitución, sólo una veintena de sus seguidores lanzaban arengas contra el gobierno por un megáfono. "Lo que ha hecho el presidente es desconocer la esencia natural de la democracia", aseguraban los manifestantes, mientras decenas de personas se desplazaban con normalidad por la céntrica y concurrida plaza de Bolívar sin prestarles atención o incluso manifestando su apoyo a la destitución.