Despliega Jordania esfuerzos para evitar asesinato de piloto

El portavoz del Gobierno jordano, Mohamed al Momani, condenó asimismo en un comunicado la ejecución del japonés Goto y denunció las prácticas "terroristas y de matanza del EI".

Ammán

Jordania afirmó hoy que sigue "desplegando sus esfuerzos" para liberar al piloto jordano Muaz Kasasbeh, en manos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria, y que hizo todo lo posible para evitar la decapitación del periodista japonés Kenji Goto.

El portavoz del Gobierno jordano, Mohamed al Momani, condenó en un comunicado la ejecución de Goto y denunció las prácticas "terroristas y de asesinato del EI".

El EI difundió ayer un vídeo en el que un verdugo del grupo extremista asegura que la decapitación se debe a la participación de Japón en la coalición internacional antiyihadista en Irak y Siria, pero no hace alusión al piloto jordano.

"Jordania no escatimó ningún esfuerzo para proteger la vida del rehén japonés y salvar su vida, y estaba en constante contacto y coordinación con el Gobierno japonés", dijo Al Momani, ministro de Estado para Asuntos de Comunicación.

Al Momani explicó que los terroristas rechazaron "todos los intentos" hechos por Jordania para lograr la liberación del periodista, a cambio del cual el EI exigía la excarcelación de la terrorista Sayida al Rishawi, condenada a pena de muerte en Jordania.

Ammán accedió a intercambiar a Al Rishawi por los dos rehenes, pero el canje de prisioneros quedó aparentemente bloqueado debido a que Jordania exigió al EI una prueba de vida del piloto para cumplir su exigencia de liberar a la terrorista.

Al respecto, el portavoz jordano señaló que todavía están intentando "obtener una prueba" de que Kasasbeh está vivo y lograr su regreso a Jordania a salvo.

Para coordinar las iniciativas jordanas y japonesas en este caso se creó una célula de operaciones en le Embajada japonesa de Ammán, dirigida por el viceministro nipón de Exteriores, Yasuhide Nakayama.

Hace once días, coincidiendo con el viaje del primer ministro nipón, Shinzo Abe, a Oriente Medio, el EI envió un primer vídeo en el que demandó a Tokio que pagara 200 millones de dólares a cambio de no asesinar a dos japoneses en su poder, Goto y Haruna Yukawa, que fue ejecutado hace una semana.

Tras el asesinato de Yukawa, el EI exigió la liberación de Al Rishawi para liberar a Goto y al piloto jordano, del que se desconoce su paradero.

Los yihadistas habían exigido el jueves que les entregaran antes de "la puesta del sol, hora de Mosul (Irak)" a la extremista Al Rishawi para efectuar el canje con Goto y perdonar la vida a Kasasbeh.