Desplazan la zona de búsqueda de avión malasio desaparecido

La nueva área de búsqueda es de unos 319 mil kilómetros cuadrados, aproximadamente cuatro veces más grande que la anterior, de acuerdo con la Autoridad de Seguridad Marítima de Australia.

Londres

La búsqueda del avión de Malaysia Airlines se desplazó mil 100 kilómetros al noreste de la zona donde se creía había caído en el sur del océano Índico, después de que surgieron nuevos datos sobre su posible ubicación.

La nueva zona de búsqueda es de unos 319 mil kilómetros cuadrados, aproximadamente cuatro veces más grande que la anterior, de acuerdo con la Autoridad de Seguridad Marítima de Australia (AMSA).

También estaba a sólo mil 850 kilómetros al oeste de Perth, que significa que las mareas son moderadas y está más cerca de la base de búsqueda, por lo cual se tendrá mayor tiempo para realizar su localización.

Las autoridades de Australia, que dirigen la operación de búsqueda de la aeronave, desaparecida desde el 8 de marzo, indicaron que los investigadores han calculado que el avión iba más rápido de lo que se pensaba y uso más combustible del previsto.

La AMSA precisó que el análisis se basó en los contactos finales que marcó el radar cuando el avión se encontraba entre el Mar de China Meridional y el Estrecho de Malaca.

De acuerdo con esta nueva teoría, el Boeing 770 habría quemado más combustible en las etapas iniciales de su vuelo, por lo tanto, no habría llegado tan lejos en el océano Índico antes de estrellarse en el mar.

Funcionarios de la AMSA y de la Oficina de Seguridad de Transporte de Australia (ATSB) dijeron en una conferencia de prensa conjunta en Canberra que la operación de búsqueda se reinició este jueves bajo los nuevos lineamientos.

El gerente general de la AMSA, John Young, afirmó que un equipo internacional de investigación sobre el accidente aéreo proporcionó la actualización de la probable trayectoria y determinaron la nueva área.

"Esta es nuestra mejor estimación sobre la zona en la que el avión probablemente se ha estrellado en el océano", comentó Young.

El equipo de investigación internacional continuará su análisis, que todavía podría dar lugar a una mayor precisión sobre la trayectoria de vuelo, señaló el jefe comisionado de la ATSB, Martin Dolan.