Desmiente hijo de Suárez versión de operación de rey contra su padre

“Yo no puedo tolerar que con la mano de mi padre se le pegue una bofetada al rey, yo no puedo aceptar la loa hacia mi padre cuando esa loa es para alzarse luego en contra del rey”, aseveró.

Madrid

Adolfo Suárez Illana, hijo del ex presidente del gobierno español, Adolfo Suárez, desmintió la versión que atribuye al rey de España participar en una operación para destituir a su padre que derivó en un intento de golpe de Estado.

En una entrevista con el diario español El Mundo, explicó que la versión que publicó la periodista Pilar Urbano en su libro “La Gran Desmemoria: Lo que Suárez olvidó y el rey prefiere no recordar” (editorial Planeta) “son infamias” contra su padre y el monarca.

El libro relata que el rey participó desde 1980 de una operación contra Suárez junto al general Alfonso Armada, y según su autora eso derivó en el intento del coronel Antonio Tejero de dar un Golpe de Estado cuando toma el Congreso de los Diputados.

“Yo no puedo tolerar que con la mano de mi padre se le pegue una bofetada al rey, yo no puedo aceptar la loa hacia mi padre cuando esa loa es para alzarse luego en contra del rey”, aseveró.

El hijo del ex mandatario fallecido el 23 de marzo aseguró que tuvo la misma versión de su padre y del rey sobre los encuentros que tuvieron en días previos y posteriores al intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981.

En concreto, aseguró que es “grotesco y falso” decir que el 24 de febrero de 1981 el rey y su padre se reunieron para tener “una bronca monumental”.

Sostuvo que en las reuniones de su padre con el rey no había ningún testigo, y no se cree que una persona como su padre terminara a gritos o a punto de llegar a los golpes con el rey.

Asimismo, descartó que su padre años después le haya confesado ese tipo de versiones a la autora del libro, ya que se contradice con lo que fue la vida del ex mandatario.

El libro de Pilar Urbano, uno de los más vendidos desde su lanzamiento esta semana en España, fue desmentido también por la Casa Real que calificó de ficción las historias que narra sobre el monarca y Suárez.